+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AEROLÍNEAS

Ryanair planea recortes y cierre de bases por la crisis de los 737 MAX de Boeing

La compañía revisa su crecimiento para el verano de 2020 del 7% al 3%

 

Un avión de Ryanair, modelo Boieng 737 como el incautado en el aeropuerto de Burdeos. - CLODAGH KILCOYNE

SARA LEDO
16/07/2019

Las consecuencias sobre los aviones 737 Max de Boeing involucrados en dos siniestros fatales en el último año que han dejado 346 víctimas mortales persiste. La última aerolínea en cambiar de planes ha sido la compañía de bajo coste irlandesa Ryanair al señalar que los retrasos en la entrega de aeronaves podría suponer "recortes y cierre" de algunas de sus bases en Europa.

Ryanair es una de las aerolíneas que más Boeing 737 Max tiene pedidos, en concreto, 135 y aún no ha recibido ninguno, por lo que ha decidido repasar sus programaciones de cara al invierno que viene y al verano 2020. La compañía espera recibir su primer avión Max 200 entre enero y febrero del año 2020, una fecha que trastocaría un poco sus planes, pues como solo puede recibir entre 6 y 8 aviones nuevos al mes, llegaría al verano de 2020 con 30 entregas de aviones 737 Max de Boeing, es decir, unas cuentas menos de las que tenía previstas que ascendían a 58 para el verano 2020. "Este número podría aumentar o disminuir, dependiendo de cuándo el 737 Max de Boeing vuelva realmente a los servicios de vuelo", apunta la compañía.

Según explica en un comunicado el dirigente de la 'low cost', Michael O'leary, Rayair "espera que (los 737 Max de Boeing) vuelvan a volar antes de finales de 2019, sin embargo, se desconoce la fecha exacta", por lo que Ryanair revisará su programa de verano del año que viene. Una decisión que pasa por reducir la tasa de crecimiento de la aerolínea del 7% a 3%, así como un recorte de 5 millones de clientes, al rebajar los 162 millones de pasajeros previstos a 157 millones aproximadamente, que implicaría recortes y cierre de bases. 

"Este déficit en las entregas de aviones requerirá algunos recortes y cierres de base para el verano de 2020, pero también para el calendario de invierno de 2019",  explica Michael O’Leary. "Estamos iniciando una serie de conversaciones con nuestros aeropuertos para determinar cuáles de las bases de Ryanair con resultados deficientes deberían sufrir estos recortes o cierres a corto plazo a partir de noviembre de 2019. También consultaremos con nuestra gente y nuestros sindicatos para planificar e implementar estos cortes", añade O’Leary.