+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESCÁNDALO EN ARGENTINA

El #Metoo de Argentina: Thelma Fardín señala al actor Juan Darthés por violación

La intérprete asegura que en el 2009, cuando tenía 16 años, abusó de ella el galán del culebrón 'Patito feo'

 

La actriz argentina Thelma Fardín (i) habla durante una rueda de prensa en Buenos Aires. - EFE

ABEL GILBERT
12/12/2018

El colectivo Actrices Argentinas, que reunió a buena parte de las más renombradas intérpretes de este país, acompañó en la ciudad de Buenos Aires una de las denuncias más resonantes de violencia de género en el mundo de la cultura. Thelma Fardín acusó penalmente al actor Juan Darthés de haberla violado en el 2009, cuando ella tenía 16 años. Juntos protagonizaban un culebrón infantil muy exitoso en toda la región, Patito feo.

Fardín hizo su revelación a través de un vídeo que paralizó a buena parte de una sociedad decidida a no tolerar más estos abusos muchas veces soterrados o inconfesables. Darthes, un exitoso galán de ocasional veleidad por el canto que, con absoluto desparpajo, llegó a participar de publicidades estatales contra la violencia de género, años atrás, ya había sido denunciado por otras actrices. Pero nunca con la contundencia de Fardín."Mirá como me pones, me dice, y me hace que lo toque. Yo le digo que no, le digo que no. Él sigue", contó frente a la cámara. El trauma lo atravesó, además, lejos de su casa y su ciudad, en un hotel en Managua. Había emprendido una gira latinoamericana con toda la compañía del programa televisivo. La aparición de "Ni una menos", que dio impulso a las grandes manifestaciones en repudio a los femicidios, cambió de manera radical las condiciones para hablar de lo que se callaba. "Gracias a que alguien habló, pude hablar. Encontré personas dispuestas a cuidarme, a acompañarme y a darme mucho amor". El lema del colectivo vuelve las palabras del abusador en su contra: "Mirá cómo nos ponemos".

SEXO ORAL

Fardín entró a Patito Feo cuando era una adolescente de 14 años. No puede borrar de su memoria lo que sucedió en Nicaragua. "Me empieza a besar el cuello desde atrás. Me quede completamente paralizada. Me desconcertó por completo. El me agarra la mano, me da vuelta, me hace que lo toque, me muestra que estaba erecto", le contó al diario Página 12. La "situación de aprovechamiento" no se terminó ahí. "El me tira en la cama. Me corre el short. Me practica sexo oral. Yo le digo que no, le digo que no y su nombre. El sigue y me toca. Me mete los dedos. Y en ese momento le digo que sus hijos tienen mi edad. Y él, sin embargo, se sube arriba mío y me penetra. En ese momento tocan la puerta para traerme la tarjeta. Eso logra que el salga de encima mío. Yo salgo corriendo a la puerta. Él me dice que no me vaya. Me meto en mi habitación a bañarme un rato largo".

"ERA UNA NENA"

Horas antes de la presentación de "Actrices argentinas", Darthes se había quedado sin su abogada. Ana Rosenfeld dijo que dejaba de defenderlo sin explicar las razones. Rosenfeld debía saber lo que se venía. Después habló Fardín. "Era una nena en ese momento y se me produjo este quiebre. Ni siquiera sabía lo que era la seducción. No tenía conciencia del cuerpo, pero estaba acostumbrada a verme maquillada para trabajar".

Las actrices -entre ellas Cecilia Roth, Lali Espósito, Leticia Brédice, Dolores Fonzi- leyeron conjuntamente un comunicado en el que explicaron que el caso Fardín pone en escena el grado de violencia que deben soportar las mujeres. "Se parece más a una norma que a una excepción". Según la fundación SAGAI, una oenegé que recauda y distribuye los derechos intelectuales de actores y bailarines argentinos por la difusión pública de sus trabajos, el 66% de las intérpretes enfrentó algún tipo de acoso o abuso sexual en el ejercicio de la profesión. Fardín recuerda la situación extorsiva que vivió entonces. Darthes le decía que nunca le faltaría un lugar en la televisión. "Mi trabajo iba a estar supeditado a mis servicios sexuales y no a mi talento". La indefensión de las víctimas, recordó el colectivo, ha sido enorme hasta que se comenzó a levantar la voz. "¿A quién vamos a denunciar? ¿Al dueño de la productora, al director de la obra o película, al maestro de teatro?". Las cosas, recalcaron en la noche de Buenos Aires, han cambiado. "Hoy decimos ¡basta!, el tiempo de la impunidad para los abusadores se ha terminado". La mayoría de ellas lucía en sus muñecas el pañuelo verde que simboliza la campaña por la legalización del aborto que movilizó multitudes. Una cosa, señalan, está conectada con la otra.