+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

28 DESAPARECIDOS

A juicio el capitán del barco que provocó el accidente en Budapest

Las aguas del Danubio siguen siendo demasiado hostiles para buscar los restos

 

Una mujer lanza una rosa al Danubio en Budapest (Hungría). - BALAZS MOHAI (EFE)

ANDREA LÓPEZ-TOMÀS
01/06/2019

El capitán del crucero que chocó contra el barco turístico naufragado en el río Danubio el pasado jueves ha declarado este sábado en una corte de Budapest (Hungría). Mientras, las condiciones meteorológicas aún impiden acceder a la embarcación hundida y recuperar alrededor de 28 cuerpos desaparecidos, que se asumen fallecidos. Siete turistas sobrevivieron al naufragio y otros siete perdieron la vida y ya han sido reconocidos por las autoridades surcoreanas. 

Los equipos de rescate siguen siendo incapaces de acceder a los restos del naufragio ocasionado por la colisión del barco turístico con un crucero de mayores dimensiones cerca del puente de Margarita, al lado del icónico Parlamento húngaro. La mayoría de los turistas eran de Corea del Sur, que mandó el jueves a sus propios profesionales de búsqueda. 

Se prevé que el nivel del agua alcance su nivel máximo durante la jornada del sábado y la profundidad actual del río a seis metros disminuya a cuatro a mitad de la semana que viene, según ha informado en un comunicado la Autoridad Nacional del Agua. Estos fenómenos dejarían la embarcación muy cerca de la superficie, tal y como muestran las imágenes del sónar, cosa que facilitaría la búsqueda de los cuerpos y la retirada de los restos. 

CAUSAS DESCONOCIDAS

El capitán ucraniano del crucero fue detenido por la policía húngara el pasado jueves y ha negado que haya quebrantado la ley o cometido cualquier crimen. Durante este sábado, la corte municipal de Budapest ha discutido si arrestar formalmente al navegante de 64 años: la fiscalía quiere mantenerlo entre rejas mientras que sus abogados alegan que no hay pruebas suficientes para hacerlo. 

Aún se desconocen las causas del accidente en el que un crucero de 135 metros chocó contra el barco turístico más pequeño que naufragó en la noche del miércoles. El capitán del crucero, identificado por la policía húngara como C. Yuriy originario de la ciudad costera Odessa, ha dicho a la corte que está profundamente arrepentido de ser parte de un accidente que haya provocado la pérdida de tantas vidas. 

"No cometió ningún error de navegación", ha dicho su abogado Gabor Elo. "Falta mucha información respecto al procedimiento que nos impide declarar quién es culpable y hasta qué punto lo es. ¿Fue un capitán u otro? ¿Hubo circunstancias externas?". La corte seguirá deliberando y se espera una decisión y más detalles durante la jornada del sábado. 

DECLARACIONES "INAPROPIADAS"

Desde la compañía suiza Viking Cruises, propietaria de la embarcación más grande, un portavoz ha afirmado en un comunicado que estaban apoyando las labores de rescate y cooperando con los investigadores del accidente. "Estamos profundamente tristes por el incidente y nuestros pensamientos y oraciones van para aquellos que se vieron afectados y para sus familias", afirmó el viernes. 

"Entendemos la detención del capitán por las autoridades locales y sería inapropiado por nuestra parte hacer ningún tipo de declaración cuando el proceso legal sigue abierto", concluyó.