+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EFECTOS DEL TEMPORAL

‘Filomena’ deja una nevada histórica en toda la comarca

Los ayuntamientos se esforzaron para minimizar las afecciones en los pueblos

 

LUIS A. RUIZ cronicas@aragon.elperiodico.com
24/02/2021

La borrasca Filomena dejó a principios del mes de enero una nevada histórica en las localidades del Campo de Belchite que dio lugar a paisajes muy bonitos pero también provocó muchos problemas de movilidad e incluso algunos pueblos quedaron incomunicados durante varios días. Aunque también fue una nueva oportunidad para poner en valor la solidaridad del mundo rural y muchos vecinos colaboraron en las tareas de limpieza y retirada de la nieve, sobre todo en los municipios donde no pudo llegar la ayuda exterior.

En Almochuel , ante la falta de ayuda institucional, un vecino de Vinaceite con su máquina limpió la carretera y evitó que el pueblo quedara incomunicado.

En Almonacid de la Cuba el acceso al municipio fue rápidamente limpiado por los servicios de carreteras, pero como por las estrechas calles de la localidad no pueden pasar grandes palas fueron los vecinos los encargados de despejar la nieve.

En Azuara el grosor de la nieve acumulada fue de 60 cm llegando en algunos sitios a más de un metro. El ayuntamiento se ocupó de limpiar las calles principales donde están los establecimientos y echar sal. La carretera de Zaragoza por Fuendetodos estuvo varios días cortada y en el pueblo la nieve duró toda la semana, por lo que desde el consistorio se limpiaron los caminos para que se pudiera acceder a los lugares de trabajo.

En Codo , tras la nevada un sentimiento de solidaridad invadió la localidad. Una persona se ofreció voluntaria para ir a Belchite a por el pan ya que el panadero no pudo llegar al pueblo. Otros fueron a llevar comida a las casas de los mayores e incluso algunos dejaron paquetes de sal y salieron con la maquinaria necesaria para despejar las calles de nieve. Una vez más se sintieron desamparados por las administraciones y cuando por fin pasó la quitanieves fue todo un evento.

En Belchite la nieve dejó estampas bonitas, especialmente en el Pueblo Viejo. El ayuntamiento se esforzó al máximo para que las calles volvieran pronto a la normalidad, apartando la nieve y evitando que se formara hielo a pesar de las bajas temperaturas. El consistorio agradeció el esfuerzo de todos los voluntarios que ayudaron en estas labores de limpieza.

En Fuendetodos los vecinos pasaron varios días incomunicados y el ayuntamiento puso todos los medios y recursos disponibles para limpiar las calles y que la situación no empeorase. El consistorio agradeció la labor de la UME, los servicios de Protección Civil, los vecinos y todos los voluntarios que colaboraron en la limpieza de las calles del pueblo.

En Lagata la actuación de las máquinas de la Diputación Provincial de Zaragoza durante todo el fin de semana evitó que la localidad quedara incomunicada ya que limpiaron toda la carretera desde Letux a Samper del Salz. En el pueblo la limpieza se realizó con las máquinas que alquiló el ayuntamiento y la colaboración de algunos vecinos voluntarios que despejaron las calles donde no podían entrar las palas y echaron sal para evitar la formación de hielo.

En Lécera los agricultores junto con el alcalde y el personal municipal estuvieron retirando la nieve de las calles y echando sal para que los vecinos pudieran transitar por la localidad y no sufrieran ningún percance.

En Letux , desde el primer día el ayuntamiento se ocupó de la limpieza del pueblo y no hubo ninguna incidencia destacable.

En Moyuela la nieve causó muchos problemas y se necesitó la colaboración de la UME, los bomberos de la DPZ, el servicio de carreteras de la DGA y la cuchilla de la comarca que hizo una gran labor despejando las calles del pueblo y el acceso a las granjas. Además, un vecino de la localidad tuvo que ser evacuado por los bomberos de la DPZ hasta el Hospital Miguel Servet de Zaragoza ya que la ambulancia en la que iba a ser trasladado quedó atrapada en la nieve.

En Plenas , el ayuntamiento se preparó con una cuchilla que aportó la comarca acoplada a un tractor con la que se limpiaron sobretodo las salidas a la carretera, tanto hacia Moyuela como hacia Loscos, y también se despejaron las calles del pueblo que tenían la anchura suficiente para poder circular con la máquina. Además, los vecinos limpiaron los portales y entradas de sus casas. También se echó sal por el pueblo y no hubo que lamentar ninguna caída grave.

En La Puebla de Albortón dos personas de forma voluntaria limpiaron las calles y los accesos al pueblo con las palas de sus tractores. El ayuntamiento se ocupó de comprar sal y extenderla por los lugares más transitados para evitar el hielo.

En Samper del Salz el alcalde con su pala se ocupó de limpiar toda la calle Mayor y la plaza del Ayuntamiento, que es la zona más llana de la localidad, ya que en el resto del pueblo, debido a la gran cantidad de nieve acumulada y la pendiente, no se pudo actuar, mientras que la quitanieves despejó la carretera.

En Valmadrid un grupo de voluntarios colaboraron en la limpieza de las calles del pueblo, destacando la labor de dos voluntarios de Protección Civil de la localidad, Adrián y Alejandro, que también quitaron la nieve de la carretera que va desde La Cartuja hasta Azuara, pasando por Valmadrid y La Puebla de Albortón, y posteriormente colaboraron en Fuendetodos. T

Las crónicas iniciaron su andadura en el año 2000 con el objetivo de convertirse en un referente informativo de una delimitación territorial viva, ilusionante y dinámica en sus planteamientos. Es una propuesta editorial que nació con la ilusión que aporta la novedad, pero sobre todo con el compromiso de prestar un servicio a todos los vecinos que habitan o visitan los municipios de la comarca.

Su finalidad es dar a conocer, difundir, proyectar y comunicar los acontecimientos y hechos noticiosos que se produzcan en la comarca desde el rigor y la objetividad a través de periódicos mensuales o bimensuales que se distribuyen por la zona de forma gratuita. Es por ello un proyecto informativo pionero y novedoso y es innovador en cuanto a su configuración y su estructura, donde domina una profunda vocación local y comarcal en sus contenidos.

Coordinador editorial: Alicia Revuelta
Edita: Prensa Diaria Aragonesa, S.L. Hernán Cortés 37. 50005 Zaragoza.
Jefe de Publicidad: Ignacio García (976 700 464).

Depósito Legal: Z-2562-2001.
Correo electrónico: cronicas@aragon.elperiodico.es
Periodicidad: bimestral.

Campo de Belchite
 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla