+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL MERCADO DEL MUNDIAL DE MOTOGP

El 'paddock' sigue obsesionado en encontrar al 'antiMárquez'

El australiano Jack Miller, reluciente fichaje de Ducati para el próximo año, es el último que se ha añadido a la lista de candidatos para destronar al catalán Viñales (Yamaha), Quartararo (Yamaha), Rins (Suzuki) y Dovizioso (Ducati), triple subcampeón, son las apuestas para acabar con el dominio de Marc

 

Marc Márquez (Honda), poco antes de iniciar, la pasada semana, uno de sus entrenamientos en una pista de cross. - ALEJANDRO CERESUELA

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
01/06/2020

Cierto, el Mundial de motociclismo está, como casi todo, parado, en confinamiento, pese a que hay una enorme ilusión (y organización) para que el campeonato, que arrancó esporádicamente en el circuito de Losail (Doha, Qatar) con los grandes premios de Moto3 y Moto2, pueda reanudarse a lo grande, a lo bestia, con un doblete, los días 19 y 26 de julio, en el trazado de Jerez ya con MotoGP como cabeza de cartel. Es más, hoy se ha conocido la suspensión, también, por parte de las autoridades japonesa del magnífico GP de Japón, que anualmente se celebra en el trazado de Motegi, propiedad de Honda.

Pese a todo ello, los pilotos ya llevan semanas entrenándose y todos ellos, sí, montados, no en sus motos de carreras, pero sí en las de cross o 'dirt-track', con las que se entrenan para derrapar y deslizar mejor sobre el asfalto. No es lo mismo, desde luego, pero, al menos, ya se han quitado el mono de no retorcer el puño del gas que sufrían durante los últimos meses.

En busca del 'antiMárquez'

Lo que no se ha detenido en ningún momento son las ganas de encontrar tanto en el paddock como en el mercado, como, por supuesto, en los medios de comunicación, el antiMárquez, una tarea que lleva años estrellándose ante el tremendo dominio y poderío ejercido por el campeonísimo catalán desde que pisó MotoGP, en el 2013, aunque, más bien, desde que debutó en el Mundial en Portugal del 2008.

La sorprendente y primeriza renovación por cuatro años más, hasta diciembre del 2024, de Marc Márquez por el equipo oficial Repsol Honda, poseedor de la Triple Corona (campeones del mundo de pilotos, constructores y escuderías), descolocó a todos los equipos, pese a que Yamaha ya había dado el primer golpe de efecto de cara al futuro al anunciar que la pareja con la que tratará de arruinarle el palmarés al muchacho de Cervera (Lleida), a partir del 2021, será la compuesta por Maverick Viñales y el francés Fabio Quartararo, el mejor rookie de la pasada temporada, descartando al popularísimo y campeonísimo Valentino Rossi.

Y, ahora, Jack Miller

Luego llegó Suzuki y renovó a sus dos jóvenes españoles, Àlex Rins y Joan Mir y, ahora, a la espera de que Aprilia y KTM haga lo propio, se supone, con los hermanos Aleix y Pol Espargaró, Ducati anuncia que el australiano Jack Miller, ahora en el equipo satélite Pramac, será piloto oficial de la firma de Borgo Panigela en el 2021, se intuye, se sospecha, que sustituyendo al italiano Danilo Petrucci.

Desde su nueva casa en Cervera, Márquez, ya recuperado totalmente de su delicada operación en su hombro derecho, lee, oye y ve todo tipo de insinuaciones sobre los jóvenes que van a amargarle la vida. Jack (Miller) es de los pocos que tiene talento en la parrilla de MotoGP para derrotar a Marc. Lo veo como el tipo que puede pelear con Marc y derrotarle. Si me espera, podré darle algunos consejos, acaba de decir el divertido Cal Crutchlow, compañero de Márquez en Honda. Así que Miller, de 25 años, ningún título en sus vitrinas, ganador de siete carreras y 8 en el Mundial-2019, parece que se suma a la lista de antiMárquez.

En esa lista ya ha escrito su nombre Rins, de 24 años, 14 triunfos, 4 en el Mundial-2019, cero títulos y que acaba de reconocer, en MotoGP.com, que Marc ya me ve como uno de sus rivales, lo noté cuando le derroté en Silverstone el pasado año. Estaba furioso. Marc es muy bueno en el aspecto mental y juega mucho con los rivales.

La pareja de Yamaha

Viñales, de 25 años, campeón de Moto3, ganador de 25 grandes premios y 3 en el 2017 y 2019, cree que este año puede tener una moto para ganar. La Yamaha ha mejorado mucho, pero una cosa es ganar carreras y otra, muy distinta, el título. Idéntica idea tiene el Diablo Quartararo, de 21 años, cero títulos, una victoria en Moto2 y aún en Petronas. Empiezo a tenerlo todo en su sitio para pelear por las victorias; el Mundial, sí, es otra cosa. Marc ha ganado 8 títulos y tiene 27 años, no se puede decir más.

Y, finalmente, está, sigue, Andrea Dovizioso, subcampeón del mundo de MotoGP en los últimos tres años, poseedor de un título mundial pequeño y conquistador de 23 victorias. De momento, no sabe nada de Ducati y teme que deberá aceptar una rebaja de sueldo impresionante pese a ser, lo reconocen todos, el único que ha inquietado a Márquez en las últimas temporadas.

Bueno, eso de inquietar a Márquez es un decir. Anoten: Márquez superó, el pasado año, a Dovi por 151 puntos, es decir, más de 6 victorias; a Viñales, por 209 (más de 8 triunfos); a Rins, por 215 (8 victorias); a Quartararo, por 228 puntos (es decir, 9 triunfos) y a Miller, por 255 (más de 10 victorias).

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla