+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La hora de Idiakez

La caída en barrena del Real Zaragoza obliga al entrenador donostiarra a acometer cambios

 

Imanol Idiakez, con gesto serio el pasado lunes en el partido que enfrentó al Real Zaragoza con Osasuna en La Romareda. - ángel de castro

Jorge Oto Jorge Oto
10/10/2018

La preocupante situación del Real Zaragoza va más allá de la clasificación. Instalado en la zona media de la tabla, la mediocridad que el conjunto aragonés exhibe sobre el césped ha dilapidado de un plumazo la confianza que transmitía al comienzo de la temporada. El Zaragoza ya no es aquel de Oviedo. Apenas ha pasado un mes desde entonces, pero parece una eternidad. Porque el equipo ha emprendido una caída en barrena a la que Imanol Idiakez no ha sabido poner freno. Con ocho jornadas disputadas, es decir, apenas una quinta parte del recorrido total, el Real Zaragoza actual solo transmite dudas. También su entrenador, desnortado e incapaz de encontrar soluciones para revertir la inquietante dinámica de fútbol y resultados.

El Zaragoza no funciona ni por delante ni por detrás. Ni en casa ni fuera. Ni con unos ni con otros. Ni con balón ni sin él. Parece hora, pues, de acometer los cambios necesarios. De nombres, de dibujo o, como todo hace indicar, de ambas cosas. Hay tiempo, pero los primeros ya están lejos y fiarlo todo a una segunda vuelta como la de la pasada campaña se antoja un ejercicio de excesiva osadía.

Los números dicen que el Zaragoza lleva camino de repetir la histórica primera vuelta del curso pasado, cuando, con apenas 24 puntos, el equipo entonces dirigido por Natxo González completó la peor ronda de su historia en Segunda. La actual no es mucho mejor. Idiakez solo ha sumado un punto más (10) que a estas alturas del año pasado (9), lo que conlleva una progresión de 26 puntos al concluir la primera mitad de la campaña. Todo es tan similar que da miedo. Con Natxo, el Zaragoza también había ganado solo dos partidos, aunque había empatado uno menos y perdido uno más (3). Marcó un gol menos (10) que ahora y encajó los mismos (9).

Idiakez no encuentra la senda. Ha utilizado a los cuatro centrales de la plantilla y ha probado con todas las combinaciones posibles, pero sigue sin encontrar la pareja ideal. Verdasca parece titular fijo pero no tiene acompañante definido . Ahora es Perone, antes Grippo y, mientras, Álex Muñoz, el que más fiabilidad ha transmitido y con el que el equipo no conoce la derrota, sigue en la grada sin saber qué hizo para merecer esto. La irregularidad actual impone la apuesta clara por un dueto. Muñoz ayudaría en la salida de balón, Perone en altura y Grippo en contundencia.

No marchan mejor las cosas por el centro del campo, donde el dibujo no luce. Osasuna también ganó la batalla en la medular a un Zaragoza que precisa revisar esa zona como el comer. El rombo ya no es tan buena idea. Porque Eguaras tardará en ofrecer su mejor versión, los interiores acumulan demasiado desgaste y Álvaro no es Borja. La fiabilidad y eficacia del rombo comienza arriba del todo, en los puntas. Desde allí se inicia la presión y la ayuda a los interiores. Pero el catalán es mucho menos dinámico de lo que era el gallego. Se impone buscar otro camino. Una vía diferente que permita explotar la mejor virtud de Álvaro Vázquez, el remate. Y las mejores de Pombo: la búsqueda de espacios, el desmarque y el enlace con el delantero desde la mediapunta.

Por eso, asoma la opción de un doble pivote, con James acompañando a Eguaras y un equipo más abierto que contribuya a paliar otro de los principales defectos de los últimos partidos: la falta de profundidad. Aguirre, el único extremo de la plantilla, vive más en la grada que en el campo, pero, al igual que Papu, tiene desborde y velocidad, virtudes de las que adolece el Zaragoza y que necesita con urgencia. El georgiano, a pie cambiado, hace daño.

Así que la posibilidad de diseñar un Zaragoza en 4-2-3-1 o 4-4-2 emerge como alternativa para un Idiakez cuyo equipo le pide a gritos una vuelta de tuerca. En la pizarra y en sus elementos.

   
5 Comentarios
05

Por Domingo2 19:36 - 10.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿E Idiaquez está capacitado para dar un golpe de timón? Yo lo dudo mucho. Hasta ahora ha demostrado tener UN patrón de juego, UNOS jugadores favoritos y CERO ideas y/o conocimientos para revertir una situación cuando ésta se tuerce. LALI, ¡Escucha a la afición, que es lo único salvable de este equipo!

04

Por linaese 16:36 - 10.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Me refiero al comentario 01 y quería decir "sueño eterno" que es el camino que llevamos

03

Por linaese 14:07 - 10.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Suscribo totalmente lo dicho por anterior y además asi lo llevo diciendo mucho tiempo, pero es increíble que en tantos años se haya sido incapaz de revertir la situación. Por tanto una ciudad de más de 700 mil habitantes no puede estar esperando el sueño. El camino mas corto DESAPARICIÓN

02

Por Carcali1 13:29 - 10.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Si que el AGAPUFO nos dejo gafados hasta vete a saber cuando , creo que este año con el Malaga ,las palmas,granada y depor tampoco se sube ...Idiaquez no se entera y nadie entiende lo de Alex Muñoz......defensa....DELMAS GRIPO ALEX MUÑOZ LASURE .

01

Por Norman 10:57 - 10.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No creo en brujas, pero como dicen por Galicia, haberlas debe de haberlas, porque lo que le pasa a este equipo es ya para pensar en cualquier cosa, un conjuro, una maldición de alguien (agapufo?), porque si no es una cosa es por otra, cuando no es un llagosterazo, es un numanciazo, cuando no siete lesionados de golpe. En fin, que si alguien conoce a algún exorcista igual habría que decirle que se pasase por la romareda, porque yo ya no se que solución, después de más de una década, puede tener este equipo, el equipo de nuestros amores y desgracias.