+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Víctor Fernández: «El principal objetivo es salir de abajo»

El técnico avisa que no pueden tener otro reto si no logran «ganar cuatro partidos seguidos»

 

Víctor, sonriente en el autobús. - ÁNGEL DE CASTRO

S. V.
09/02/2019

No se aparta ni un ápice Víctor de su discurso de contención de la euforia, de solo mirar en el objetivo cercano del siguiente partido y en la meta de escapar de la zona de peligro: «Creo que el principal objetivo es salir de abajo. Y uno no se puede plantear ningún otro reto diferente si no logra ganar 4 partidos seguidos. No lo hemos hecho en todo el año y no sé si estamos capacitados para pensar en esas cosas», dijo Víctor, que apostilló: «Estamos cerca de la zona de máximo peligro. Y no nos podemos relajar»,

Avisó el preparador zaragozano de la dureza del Lugo en su casa, de lo fácil que ganó en La Romareda el conjunto gallego y de que el Anxo Carro es terreno lleno de minas para un Zaragoza que no ha ganado allí. Eso sí, Víctor recalcó que en líneas generales está contento con su equipo desde su llegada: «Me ha sorprendido lo vivido porque antes no jugaban bien, pero también el estado anímico influía mucho. En ese sentido nos hemos soltado más, pero todavía tenemos que manejar los partidos mucho mejor e interpretar mucho mejor lo que necesitamos en cada momento. Estamos buscando la excelencia y la obligación de un entrenador es estar siempre insatisfecho, pero sin olvidar que hacemos muchas cosas bien. En Lugo es otro examen», recalcó.

En Las Palmas, en cinco de los seis partidos con Víctor y en 16 de las 23 jornadas, el rival del Zaragoza dio primero con un gol. «Vamos a ver si nos adelantamos en el marcador como visitantes. Y a ver qué ocurre. Es una sensación que me gustaría vivir como entrenador, porque aún no ha sucedido», deseó el técnico.

No quiso escudarse el entrenador zaragozano en demasía en los viajes de esta semana, aunque sí admitió que habían alterado los entrenamientos. «Espero verlos bien en Lugo», sentenció, además de reconocer que ahora no tiene ningún jugador por alinear que piensa en que tiene que cambiarlo antes de acabar el partido por sus molestias, como sí ocurría con Álvaro o Soro en las últimas jornadas. «No me gusta alborotar mucho la alineación de una semana a otra si no es por alguna variante táctica o por molestias o lesiones», aseguró, confirmando que Benito está recuperado de su contractura (sería la única novedad) y que Nieto seguirá en el lateral zurdo por la lesión de Lasure. «No tengo motivos para desconfiar de él. Al revés. Los hay para darle confianza, continuidad y tranquilidad», dijo.

DORADO Y PAPU / ¿Y Dorado? El error de Verdasca en Las Palmas puede abrirle la puerta, pero apunta a que aún deberá esperar, en principio al duelo ante el Albacete más que a la cita de esta noche. «Es el jugador que más tengo que valorar su estado físico, su participación en los entrenamientos. Es una posibilidad que está ahí porque es un chico que ha venido para ayudarnos y lo veo muy centrado y cada día mejor. No creo que vaya a tardar mucho en debutar», reseñó el técnico, que aseguró que es optimista con la vuelta de Papu, que podría ya tener minutos ante el Albacete la próxima semana.

Elogió, como hacen todos los técnicos, al rival, un Lugo que «está irregular, ha alternado partidos muy buenos con otros que no ha tenido regularidad. Es un equipo que en su campo es donde consigue más puntos, ya que en casa se hace fuerte. Lo veo un bloque bien organizado, con gente que marca muy bien los tiempos de partido. Tenemos que contrarrestar sus transiciones, porque tienen jugadores muy verticales», concluyó.