+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Víctor promete guerra

El técnico asume que el Zaragoza acude «debilitado» a Almería, pero asegura que «tenemos nuestras armas»

 

Victor Fernández, entrenador del Real Zaragoza. - ÁNGEL DE CASTRO/ ARCHIVO

Jorge Oto Jorge Oto
08/11/2019

Nada de hincar la rodilla o bajar los brazos. Cierto es que las ausencias de Cristian Álvarez y Luis Suárez dejan al Zaragoza sin dos de sus pilares básicos en lo que va de temporada. Uno de los mejores porteros de la categoría y el máximo artillero del equipo. Casi nada. Pero Víctor Fernández promete dar guerra al Almería y advierte de que, aun sin dos de sus mejores soldados, la batalla está asegurada.

«Vamos mermados y debilitados, pero tenemos nuestras armas y debemos dar el máximo y lo mejor tanto a nivel individual como colectivo», reclamó Víctor Fernández en la rueda de prensa previa al partido.
El «exigente» escenario y el potencial de un rival con «aspiraciones brutales» no amedrentan al técnico, que, eso sí, reconoce que «estamos justos de efectivos» y que sigue esperando refuerzos que no llegan. «Pero se está trabajando en ello. Han surgido contratiempos y parones en diferentes negociaciones que se estaban llevando a cabo pero se sigue hablando y me consta que se está haciendo lo máximo para hacer la plantilla más completa dentro de nuestras posibilidades», subrayó el preparador aragonés, que matizó que «yo nunca he pedido nada. Solo detecto carencias y las necesidades del equipo, pero luego están las posibilidades económicas del club».


El Zaragoza afronta el importante duelo del fin de semana con un severo vacío en la delantera. Primero cayó Dwamena y, ahora, la quinta amarilla que Luis Suárez vio ante Las Palmas, le dejan sin delantera y con solo un ariete específico disponible en la plantilla: Linares. Él, Pombo o Soro serán la referencia ofensiva en Almería, donde se estrenará como titular Ratón para intentar un imposible: hacer olvidar a Cristian. «Está tranquilo. Tiene la confianza de sus compañeros, que creen y confían en él», destacó el entrenador, que admite que dejó fuera de la lista a Kagawa el pasado fin de semana «por decisión técnica». El japonés regresará hoy a la convocatoria. «Estoy contento de su evolución en los entrenamientos. Él es consciente de que debe aportarnos», afirmó el técnico, que reclama «tranquilidad» e ir «paso a paso» con Carbonell, la joya del juvenil. «A los talentos hay que protegerlos».

El Zaragoza medirá sus fuerzas con un Almería en plena ebullición. No está en su mejor momento, pero ocupa puesto de ascenso a Primera. Solo ha perdido dos partidos, pero esta semana ha cambiado de entrenador. No van mal las cosas, pero peor de lo que, al parecer, preveía su nuevo dueño, el jeque Turki Al-Sheikh. «El Almería ha pasado de ser el presupuesto 14º, con 6 o 7 millones de techo salarial, a triplicarnos a nosotros con más de 20. Ha habido un esfuerzo económico mayúsculo por parte de su propietario, que ha instalado la ilusión en la gente, ha multiplicado la asistencia, ha fichado un entrenador carismático y sus aspiraciones son brutales», expuso Víctor, que tampoco teme al exfutbolista y pide a su equipo que sea capaz de hacer frente al Almería mirándole a los ojos. «Quiero que seamos capaces de competir. Las sensaciones son muy importantes», asevera.


Al menos, la cita llega después de haber adquirido «tranquilidad» merced a la victoria ante Las Palmas aunque la desgracia en forma de lesiones no cesa. «Vamos a ver si tenemos un poco más de fortuna y no nos maltrata la mala suerte porque muy pronto daremos una alegría a la afición como visitantes».
De nuevo, el técnico rescató su ejemplo a seguir: el Mallorca de la pasada campaña, que no salió de entre los diez primeros en toda la temporada. «Siempre estaba escondido arriba. Es muy importante tener esa regularidad». 

Recién llegado, el nuevo técnico del Almería, José María Gutiérrez 'Guti', vivirá su primera experiencia en un banquillo de Segunda división enfrentándose a un amigo, Víctor Fernández. El entrenador aragonés esbozó la única sonrisa de la rueda de prensa para referirse al exfutbolista, al que conoce bien. De hecho, cuando el preparador se hizo cargo de la cantera blanca, Guti era un simple ayudante y Víctor le ascendió primero a técnico del juvenil B y después al juvenil A. «Cambiará el estilo del Almería», opina Víctor. «Guti hace equipos fiables, que salen desde atrás y combinan bien. Es valiente y ambicioso. Ojalá le vaya muy bien. Es un muy buen amigo y un entrenador con grandes posibilidades».

También Guti destacó la figura de Víctor Fernández y recordó la buena relación que tienen desde que coincidieron en la cantera del Real Madrid. «Es una persona que confió mucho en mí en mis comienzos como entrenador. Fue el que me dio la oportunidad de tener un equipo en la cantera del Real Madrid. Le tengo mucho aprecio y valoro mucho, no solo como persona sino también como entrenador», apuntó el madrileño sobre el zaragozano, quien entre 2015 y 2017 fue coordinador de la cantera madridista.


Guti aseguró que el Zaragoza está «entre los ocho o nueve equipos» que pueden ascender a la máxima categoría y subrayó que «es un equipo al que le gusta tener el balón y que sufre mucho cuando no lo tiene, así que hay que tratar de robárselo, tener el máximo tiempo posible el control del juego e intentar aprovechar las oportunidades», explicó el madrileño.


Además, Guti reconoció que la baja del zaragocista Luis Suárez «da un poquito más de tranquilidad». 

   
1 Comentario
01

Por Don Minervo 16:11 - 08.11.2019

Y lo de Darío como va ?, seguimos unos euros arriba y unos euros abajo y seguimos sin delanteros.