+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BELLOCH FIRMA UN CONVENIO CON LA ENTIDAD FINANCIERA PARA ADQUIRIR EL SUELO DE LA MUESTRA INTERNACIONAL

Ibercaja paga el meandro de Ranillas a cambio de 2.000 VPO en Arcosur

  •  La caja ejecutará la opción de compra suscrita por el ayuntamiento paga
  •  

    Amado Franco (izquierda) y Juan Alberto Belloch, ayer, momentos antes de la firma del convenio. - Foto:FELIX BERNAD

    CELIA SORIACELIA SORIA 14/09/2004

    Ibercaja desembolsará los 70 millones de euros necesarios para adquirir los terrenos del meandro de Ranillas y los cederá después al Ayuntamiento de Zaragoza a cambio de suelo para promover 2.000 viviendas protegidas en Arcosur. Así quedó fijado ayer en el convenio que firmaron el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y el presidente de Ibercaja, Amado Franco. Con la compra y cesión del meandro (que se hará efectiva en el mes de octubre), el consistorio se convertirá en el titular de los terrenos en los que se ubicará la Expo 2008 en el caso de que la candidatura zaragozana resulte ganadora en la votación internacional que se celebrará el 16 de diciembre.

    En virtud de este convenio, Ibercaja adquiere la opción de compra que el consistorio suscribió el pasado 29 de julio con 105 propietarios del meandro de Ranillas por un precio de 66 millones de euros a desembolsar antes del 31 de octubre. A cambio, la caja recibirá del Ayuntamiento de Zaragoza un 30% de los 7.000 pisos protegidos que le corresponden al consistorio como cesión por el desarrollo urbanístico de Arcosur. En total podrá construir en torno a 2.000 viviendas protegidas.

    Si hasta la fecha el consistorio disponía del 33% de los terrenos en ese área (con capacidad para 7.095 pisos), con esta operación su patrimonio se reduce al 23% (5.000 viviendas). La entrega del terreno se hará efectiva cuando se apruebe definitivamente el proyecto de reparcelación de Arcosur. No obstante, el consistorio dispone de un plazo de tres años para cumplir su compromiso.

    Si transcurridos dos años desde la firma de este convenio, el ayuntamiento previese que no va a poder entregar los suelos en el año siguiente, podría sustituir esas parcelas por otras de igual uso y valor en otros puntos de la ciudad.

    En el caso de que transcurriese todo el plazo, tendría que reponer el importe satisfecho por Ibercaja incluyendo impuestos, gastos notariales y aranceles registrales producidos por el contrato.

    La opción de compra municipal de la que se hace cargo Ibercaja afecta a 1.013.500 metros cuadrados del meandro, valorados en 66 millones de euros. Una vez ejecutada, en octubre, quedará pendiente la adquisición de otros 181.500 metros cuadrados por cuatro millones que también asumirá la caja de ahorros. Asimismo, de acuerdo con lo estipulado en el convenio, Ibercaja abonará ahora 1,5 millones de euros al ayuntamiento, cantidad que se adelantó a los propietarios del meandro de Ranillas el día que se firmó la opción de compra. En total, Ibercaja gastará 70 millones de euros.

    MES Y MEDIO Las negociaciones entre el consistorio y la caja de ahorros se iniciaron a finales de julio. Ambas instituciones coinciden en apuntar que el trabajo ha sido técnicamente difícil pero que finalmente se ha resuelto en un "tiempo record" ante la premura de los plazos. El Ayuntamiento de Zaragoza no podía llegar al 16 de diciembre (fecha en la que se sabrá si la ciudad acogerá la Expo 2008) sin disponer de los terrenos en los que levantar las instalaciones. "Con esta firma, acabamos con nuestros deberes y ahora nuestro trabajo será instar al Gobierno de la nación y al de Aragón a involucrarse económicamente", dijo Belloch.

    En opinión del presidente de Ibercaja, Amado Franco, la rapidez con la que se ha llegado a un acuerdo se ha visto favorecida por la actitud de la caja. "No se ha regateado ni en el precio del metro cuadrado ni en la permuta porque el calendario se echaba encima y a finales de octubre había que pagar a los propietarios", dijo.

    Ibercaja promoverá las 2.000 viviendas a través de cooperativas y clientes. Esperan que esta participación directa de la caja en Arcosur actúe de "locomotora" para empujar al resto de la iniciativa privada en la promoción de pisos protegidos.