Kiosco

El Periódico de Aragón

EL ARTÍCULO DEL DÍA

Marco Antonio Navarro

«Vivito y coleando»

La monarquía, a día de hoy, con su ‘des-ejemplo’, no representa a nadie

Esas son las declaraciones de Froilán, nieto del rey emérito y sobrino del Rey actual de España.

Lo peor de todo es que no me extraña nada sus declaraciones. Estaba en una discoteca y hubo un tiroteo.

Con el avance actual de la sociedad, sobre todo en derechos y libertades de los ciudadanos, que todavía mantengamos por motivos de sangre a una familia que no es ejemplar es cuanto menos sorprendente.

Igualdad, mérito y capacidad. Siempre se nos llena la boca con esta máxima, de la cual estoy totalmente a favor, pero de poco nos sirve con un sistema de lo más desigual, antimeritocrático y anticapaz.

Siempre he pensado que a día de hoy la figura de la monarquía era necesaria. Era un ejemplo para todos, y era una representación de los españoles de manera internacional. Incluso debió de ser clave para la transición. No podía estar mas equivocado.

A día de hoy, con su des-ejemplo, no representan a nadie, sino que ensucian la imagen de España. Venimos de muchos años de dictadura, eso nos retrasó mucho, pero en lo que a derechos se refiere, vamos avanzando a pasos agigantados.

Intento buscar argumentos de admiración de la monarquía y de su sistema, pero no encuentro ninguno. Nadie, repito, nadie, por razón de sangre, o de haber nacido en una determinada familia tiene que tener más derechos que otra persona. Todos tenemos que ser iguales ante la ley, todos sin excepción, y todos tenemos que tener las mismas oportunidades en la vida.

A la vista está que la monarquía no funciona. Yo, que pasé de taxista a abogado, no con poco esfuerzo, pienso que con haber podido ir a formarme a cualquier lugar del mundo, de los mejores a nivel mundial y aprender de ellos, para implementarlo en mi país, pero trabajando doce horas al día y luego yendo a la facultad, bastante hice. Estos infantes, que tienen la oportunidad de poder estudiar y formarse a nivel mundial, de ser ejemplo para todos, se dedican a sus labores, nada más y nada menos.

Hay taxistas, barrenderos, profesores, médicos, abogados, conserjes, camareros, etcétera, que son un ejemplo para mí. ¿Por qué? Porque son profesionales en lo suyo, porque desempeñan su trabajo de manera brillante, con honradez y orden. Ese repartidor que todos los días del año me trae el periódico a mi casa sobre las 06.30 de la mañana; haga frío, calor, lluvia, truene, le duela la pierna o la cabeza, tenga problemas o no los tenga, ahí está; siendo profesional, haciendo su trabajo, por un sueldo mínimo.

No saldrán en las revistas, ni en los periódicos y no serán conocidos, pero esas personas son las que merecen mi admiración. Y luego tenemos la monarquía; lo dicho; vivito y coleando.

Y este pensamiento no es antiespañol, que soy español como el que más, y amo mi país, simplemente es anti injusticias.

Compartir el artículo

stats