La actualidad del Real Zaragoza

Esta casa es una ruina

El Zaragoza nunca había tardado tanto en ganar como local en Segunda y solo cuatro veces en toda su historia

Cristian y varios compañeros se lamentan tras encajar el gol de la Ponferradina en el último partido jugado en La Romareda.

Cristian y varios compañeros se lamentan tras encajar el gol de la Ponferradina en el último partido jugado en La Romareda. / ÁNGEL DE CASTRO

Jorge Oto

Jorge Oto

La Romareda es una bicoca para las visitas. El estadio municipal viene siendo un escenario propicio para cualquier rival que se enfrente a un Real Zaragoza que es el único equipo de Segunda que todavía no sabe lo que es ganar como local y que únicamente ha sido capaz de marcar dos tantos en esa media docena de envites que ya se han disputado en la capital aragonesa.

Es la primera vez en toda la historia del club en Segunda que se llega al séptimo encuentro en casa sin haber logrado la victoria y solo había sucedido en cuatro ocasiones anteriores en toda la existencia de la entidad. Sin duda, La Romareda se encuentra ante uno de los sofocones más importantes de su vida y la afición, que no ve ganar a su equipo en su asiento desde hace veinte meses (23 de febrero de 2020), se ha habituado a abandonar el recinto con la insatisfacción propia de la falta de triunfos. Una derrota y cinco empates es el pírrico balance de un Zaragoza que ha sumado cinco puntos de los 18 que se han puesto en juego, es decir, solo ha sido capaz de retener el 28% de todos en disputa.

La desastrosa trayectoria en casa mantiene hundido en la tabla a una escuadra cuyo rendimiento como visitante es bastante más positivo tras haber logrado una victoria y cuatro empates en los seis partidos disputados. Solo cayó derrotado en Pucela ante el Valladolid (2-0), uno de los favoritos al ascenso y ante el que el equipo aragonés no fue inferior.

De este modo, es la nefasta dinámica en La Romareda la que está lastrando a un Zaragoza que se la juega en los próximos días. También JIM, que necesita acabar con esa racha de ocho empates consecutivos y lograr, de una vez, ese triunfo que se resiste desde hace casi dos meses (1-2 en Alcorcón). De los tres próximos compromisos (Mirandés, Burgos y Sporting) solo el duelo frente a los de Julián Calero se disputará fuera de casa, por lo que, si el Zaragoza no es capaz de variar el rumbo y reencontrarse con la victoria, sus serios problemas se agravarán todavía más.

Solo en cuatro ocasiones anteriores a lo largo de su extensa historia se vivió una sequía de victorias en casa similar a la actual. Estos seis encuentros seguidos sin ganar que son lo nunca visto en la trayectoria del club en Segunda, sí se dieron antes en Primera pero tan solo cuatro veces. La última fue en la campaña 1997-98, cuando la cuenta también llegó a seis. Oviedo (3-3), Compostela (2-2), Espanyol (1-1), Atlético (1-5), Real Sociedad (0-0) y Deportivo (1-2) extrajeron algo positivo de su visita a tierras aragonesas, aunque el Tenerife, siguiente rival, se marchó de vacío (1-0).

Otros precedentes

Un año antes se había dado la misma situación, aunque, entonces, la racha de partidos sin ganar en casa se había prolongado durante un partido más. En ese inicio de temporada, el Zaragoza no consiguió la victoria en La Romareda hasta la decimoquinta jornada (1-0 ante el Oviedo) después de haber acumulado cuatro empates (2-2 con el Logroñés, 1-1 ante el Valencia, 1-1 con el Athletic y 2-2 frente al Betis) y tres derrotas (3-5 con el Barcelona, y 1-2 ante Real Madrid y Deportivo). Nunca había tardado tanto el Zaragoza en ganar en casa. Y nunca más ha vuelto a hacerlo. Tampoco logró el triunfo en los seis primeros partidos en su feudo en las campañas 70-71 (0-0 frente al Málaga, 0-1 con el Atlético, 1-1 ante Las Palmas, 0-0 con el Celta, 1-1 en su duelo contra el Elche y 0-5 ante el Real Madrid) y en la 52-53 (0-4 con el Valladolid, 1-2 ante el Deportivo, 0-2 frente al Málaga, 1-5 con el Barcelona, 3-3 con la Real Sociedad y 1-2 contra el Sevilla).

De este modo, si el Zaragoza es incapaz, el domingo frente al Mirandés, de poner fin a su errática trayectoria en La Romareda, igualará el peor comienzo como local de toda su historia en lo que a incapacidad para ganar se refiere. Otro récord para una escuadra que ya ha igualado el número de empates consecutivos (8) tras la igualada en Girona. Si también firma tablas con el Mirandés, superará todos los registros y, de nuevo, entrará en la historia.

El equipo blanquillo, el menos goleado y menos goleador de la categoría, es, asimismo, el peor realizador en casa, donde únicamente ha sido capaz de marcar dos tantos (uno de rebote y el otro de penalti), si bien solo el Málaga (1) ha encajado menos en su feudo que un Zaragoza que ha recibido tres dianas (Cartagena, Real Sociedad B y Ponferradina). Los cinco puntos que ha sumado en La Romareda le convierten en el segundo peor local de la categoría, solo por encima del colista, el Alcorcón (4), si bien los alfareros sí han sido capaces de ganar en casa.