Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El Tenerife comienza a asumir la marcha de Cordero al Real Zaragoza

El club canario se muestra inflexible en no dejarle salir gratis aunque facilitaría el pago a plazos

Cordero, durante una rueda de prensa en Tenerife. María Pisaca Gámez / El Día de Tenerife

Juan Carlos Cordero trata de desatascar, en persona, la operación por la que quedaría desvinculado del Tenerife y pasaría a convertirse en el nuevo director deportivo del Real Zaragoza. El cartagenero es el que está abordando el asunto con el club canario, inflexible en su postura de no permitir su salida si no es bajo el desembolso de su cláusula de rescisión o, al menos, una cantidad aproximada, aunque en la entidad ya comienzan a hacerse a la idea de que Cordero se marchará.

Es el propio Cordero el que ejerce de principal interlocutor con el Tenerife, que no cede en su decisión firme de no dejar salir gratis al ejecutivo, si bien está dispuesto a aceptar facilidades de pago, como el desembolso a plazos.

En todo caso, esta semana tiene que quedar abrochado el fichaje del director deportivo que sucederá a Miguel Torrecilla en el Real Zaragoza. El elegido es Cordero, al que el director general, Raúl Sanllehí, pretende encargar la reestructuración de una plantilla que será sometida a numerosos movimientos durante el mes de enero.

El catalán quiere entregarle un proyecto de tres años (hasta 2025), si bien se ha topado con un obstáculo considerable. El director deportivo quiere desvincularse del Tenerife, con el que renovó en junio hasta 2025, pero el club canario apela a los 750.000 euros que le quedan por percibir (cobra 300.000 euros por temporada) para abrirle la puerta tal y como quedó establecido en el contrato. En todo caso, la negociación podría rebajar esta cantidad hasta los 500.000 aproximadamente.

De momento, ya han surgido nombres de posibles sustitutos de Cordero en caso de que este, finalmente, acabe recalando en el Zaragoza. Mauro Pérez, exdirector deportivo de Albacete o Lugo, era uno de ellos, pero esa opción no se contempla en el Heliodoro Rodríguez López.

A un mes vista de la apertura del mercado invernal, Sanllehí es consciente de que la elección del director deportivo no puede demorarse más allá de esta semana. Han pasado más de tres desde que Torrecilla fue destituido y, desde entonces, el Real Zaragoza se encuentra sin máximo responsable en la parcela deportiva, lo que, ante la ingente tarea por delante, obliga a acelerar el proceso al máximo. Cuestión de tiempo.

Mucho por hacer

A expensas de la cantidad de salidas que puedan acordarse, la entidad aragonesa pretende acometer entre tres y cinco fichajes, centrados principalmente en el ataque, donde se precisan uno o dos extremos y un delantero. Pero también se busca un central que eleve el nivel actual y que cubra la pretendida salida de Jairo Quinteros, y un mediocentro distinto a los que integran ahora la plantilla. A alguno de ellos, como Manu Molina o Petrovic, se les buscará una salida que, en el caso del serbio, ya se pretendió en verano aunque finalmente no se produjo, sobre todo, por su elevado salario.

El club, en cualquier caso, asume el desarrollo de los acontecimientos sin pausa y con algo de prisa ya. La intención es cerrar la incorporación lo antes posible pero anteponiendo el acierto en una elección que Sanllehí considera clave de cara al proyecto. El elegido es Cordero, con el que ya se ha alcanzado un acuerdo, pero la postura del Tenerife obliga a tener balas en la recámara. Pep Boada es la alternativa.

En cualquier caso, la solución definitiva no tardará en alcanzarse. El Zaragoza quiere a Cordero, que podría estar más cerca que nunca y al que también pretenden otros clubs como Oviedo o Málaga. La cuenta atrás ha comenzado. Hay mucho por hacer y queda un mes para que empiece el baile. Todo parece abocado a que Cordero acabe en el Zaragoza. 

Compartir el artículo

stats