La Sociedad Deportiva Huesca sumó su primera victoria en el tercer amistoso de la pretemporada ante el Lleida Esportiu (3-0) disputado en las instalaciones oscenses del Pirámide. Los azulgranas mejoraron sus prestaciones y su puesta en escena con respecto a los duelos ante la Real Sociedad y Osasuna, conjuntos de Primera División, y lograron un importante triunfo moral.

Los azulgranas arrancaron demostrando la superioridad que marca la diferencia de categorías (Segunda División por Segunda RFEF). El larguero evitó el primer gol de Nwakali, Enzo Lombardo probó poco después y al final Escriche aprovechó un gran pase interior de Ferreiro para anotar su tercer tanto estival en una posición ligeramente escorada.

La segunda mitad comenzó con el mismo guion, un Huesca ofensivo y con jerarquía. Pronto llegó el segundo gracias a un robo en campo contrario y un tiro certero de Seoane desde fuera del área. La buena versión se mantuvo con el paso de los minutos y poco antes de la hora de juego llegaría el tercero. Fue otro golazo, esta vez lo firmó Joaquín con una volea desde fuera del área, empalando un balón suelto sin dejarlo caer al césped. 

En el minuto 70, el técnico mexicano Nacho Ambriz cambió el equipo casi por completo dando oportunidad a los canteranos, que cumplieron con creces en una buena tarde de fútbol culminada con victoria y buenas sensaciones.