Estamos acostumbrados a que los lavavajillas sean de tamaño grande, tipo lavadora, de unas dimensiones más o menos estándar para que las medidas no sean una locura, pero en definitiva a que sean considerablemente grandes. Sin embargo, ya se ha demostrado por ejemplo con los hornos que el tamaño importa poco, ya que puede ser muy funcional uno pequeño u otro más grande.

El lavavajillas, a poco que haya dos personas en casa, se llena muy rápido, pero hay muchísima gente que vive sola y que no necesita un electrodoméstico tan grande para su vajilla porque tarda muchísimo en llenarlo, con lo que eso para las bacterias y malos olores supone.

Así que Aldi ha revolucionado el mercado con un lavavajillas tamaño mini, low cost, que gasta poco y que, sobre todo, funciona tanto con toma de agua como sin ella, según especifica el propio producto. Una solución buenísima para pisos pequeños, personas que vivan solas o incluso para pequeñas empresas que tengan gente comiendo en sus instalaciones.

Seis programas de lavado

El lavavajillas en cuestión es de la marca Medion y estará a la venta por 199,99 euros desde este mismo sábado en los supermercados de la cadena. Es de un tamaño reducido, por lo que cabe en cualquier rincón de la encimera de la cocina o en un lado de la mesa, por lo que no ocupa apenas espacio. Más o menos como un microondas.

El lavavajillas mini de Medion.

El lavavajillas mini de Medion.

Posee seis programas de lavado, que son rápido, eco, cristal, una hora, exprés y otro especial sin vapor para el cuidado de los bebés. Funciona con y sin toma de agua, tiene indicador LED y se puede preseleccionar la hora de inicio. En cuanto a su consumo, es de 5 litros por cada ciclo de lavado de agua y 40kW por cada 100 ciclos.

Por supuesto, al ser de tamaño reducido no caben muchas cosas, pero sí que cuenta con una bandeja para cubiertos, espacio para unos cuatro o cinco platos, un bol y unos cuatro vasos. Una solución ingeniosa.