Los gatos son animales que, por su forma de ser y por su agilidad, están acostumbrados por su propia naturaleza a estar en los sofás, las sillas, sentarse encima de nosotros y andar por todos los lados de la casa. Eso por no hablar de que, cuando son jóvenes, suelen ser bastante trastos.

También son mascotas muy curiosas y que buscan pronto el afecto personal, por lo que es muy normal que se suban encima y quieran estar contigo, lo cual está genial porque mostrarán tu afecto, pero también al ser animales que sueltan mucho pelo es muy probable que te pongan la ropa llena de pelos, lo cual es incómodo.

Más de una vez habrás optado por el clásico método de sacudir con las manos y, de según qué prendas o superficies, habrás visto que es imposible o muy costoso. Pero no te apures, porque hay unos trucos sencillos para que salgan mejor, se eliminen con más facilidad y que no te lleves a todos lados los patógenos microscópicos que pueden tener.

Ahora bien, ten en cuenta que si tus prendas las echas a la lavadora llenas de pelos puedes hacer que se atasque, aunque ya te contamos un truco para atrapar todos los pelos y que te costará, literalmente, céntimos.

Los tips

Mr Jeff, start up española de franquicias internacionales de lavandería, dan cinco tips muy prácticos, fáciles y rápidos para superar esta prueba

  1. Usar cinta adhesiva. El funcionamiento es muy fácil, solo pega en las zonas en las que más se acumulan y estira para atraparlos.
  2. Guantes de látex. Los clásicos para fregar la cocina u otras superficies. Humedécelos un poco y pasa por las zonas con más pelos para que se queden atrapados.
  3. Bayetas de microfibra. Son muy útiles porque por su composición son auténticos imanes para los pelos de los felinos. Consiguen atraparlos de forma fácil y rápida porque tienen propiedad antiestáticas y absorbentes. Eso sí, cuando termines, lávala bien con agua y jabón para evitar que se dañen y alargar su vida útil.
  4. Suavizante. El de la ropa de toda la vida mézclalo con un poco de agua y sobre un paño ligeramente humedecido. Lo que se consigue es que los pelos se ablandes y, por tanto, salgan mejor.
  5. Aire frío. Tiene una gran ventaja, que es muy efectivo, y una gran desventaja, que salen volando y, si no se tiene cuidado y se apunta hacia el suelo, podemos tener el mismo problema en otro sitio.