McDonald’s es una marca reconocida por todos y la cadena de restaurantes de comida rápida más popular del mundo. Desde 1940, sus restaurantes han ido llegando a todos los rincones del mundo.

El Happy Meal es, sin duda, uno de sus productos estrella. El menú infantil se sirve en una caja que incluye un pequeño juguete y que es normalmente escogido por todos los niños que acuden a McDonald’s. Sin embargo, y al contrario de lo que piensa todo el mundo, el Happy Meal no nació en Estados Unidos.

Este menú infantil se puso a la venta en 1979. Aunque para entonces, algunos establecimientos de la cadena ya habían lanzado promociones y campañas de marketing dirigidas a los más pequeños.

El Happy Meal fue idea de Yolanda Fernández de Cofiño. Una mujer nacida en Guatemala y que abrió el primer restaurante McDonald's en su país junto a su marido. Tras varios años con el negocio abierto se dieron cuenta de que los niños no acudían al restaurante. ¿El motivo? Las raciones de comida eran demasiado grandes para ellos.

El juguete de regalo

A Yolanda se le ocurrió una magnífica idea. Además de reducir la comida, esta mujer pensó en introducir un pequeño juguete de regalo en 1970. 'Cajita Feliz' fue el nombre que le puso a este nuevo menú que había creado. Un nombre por el cual todavía se le conoce en América Latina. Nueve años más tarde, en 1970, McDonald's decidió adoptar esta novedad para todos sus restaurantes.

El publicista Dick Brams fue el encargado de adoptar esta idea y desarrollarla a nivel global. El menú infantil se puso a la venta al precio de 1 dólar en Kansas City y poco después se expandió por todo Estados Unidos.

El primer Happy Meal de la historia

El primer menú infantil de este tipo incluía los siguientes productos: una hamburguesa, unas patatas pequeñas, una bebida y unas galletas pequeñas. Además, los niños podían elegir entre diferentes regalos, entre lapiceros, borradores con personajes de la cadena, un libro de pasatiempos y una cartera.

Te puede interesar:

Aunque este menú infantil ha ido variando a lo largo del tiempo, el juguete de regalo siempre se ha mantenido dentro. En la actualidad, cada mes se incluye un juguete nuevo según las tendencias del mercado. Un ejemplo puede ser el estreno de una película dirigida al público infantil.