Jorge Rey es un joven que a día de hoy tiene 16 años y que es un loco de la meteorología pero no al estilo actual, con cientos de instrumentos tecnológicos. Él no, ya que prefiere la meteorología tradicional, la de toda la vida. La de observar y predecir.

Se hizo muy famoso por predecir, meses antes de que ocurrese, una gran borrasca para enero de 2021 gracias al método de las cabañuelas. Acertó de pleno, ya que llegó Filomena, un temporal como hacía muchísimo tiempo que no se recordaba en España.

Hasta Zaragoza, que por su altitud tiene complicado que nieve, se llenó de un manto blanco. Eso da buena cuenta de lo que cayó no solo en la capital aragonesa, sino en toda la comunidad.

Y ahora ha lanzado un aviso muy serio sobre lo que viene para este fin de semana. "Llegan a España temperaturas de hasta -20ºC e inundaciones por amplias zonas".

A Aragón le toca de pleno

El mapa que ilustra la información de Jorge Rey es muy claro. Prácticamente todo el norte de España está en aviso y, en Aragón, están especialmente marcadas las provincias de Huesca y de Zaragoza.

Yendo más a lo concreto, en Zaragoza hay aviso por acumulaciones de agua, terrenos inundados y deshielo. Un vistazo rápido al Ebro y al Gállego sobre todo da buena cuenta de este hecho, porque bajan ya con más caudal del habitual.

El mapa de avisos de OMET.

El mapa de avisos de OMET.

En Huesca está el mismo aviso y, sobre todo, está el más preocupante, que es el de temperaturas de -20ºC. Concretamente en la zona más central y oriental del Pirineo. "A partir del sábado podremos empezar a registrar temperaturas diurnas de hasta -20ºC en zonas pirenaicas", dice Jorge Rey.

"Tengan precaución aún con las nevadas dado que por zonas de montaña o cercanas a ellas se puede esperar más nieve. Además, sigan atentos a la evolución de las temperaturas, que vienen con ganas de congelar a muchos sitios", agrega el joven meteorólogo.

Y por último, una advertencia más y es que la nieve no se acaba esta semana: "Antes de terminar me gustaría avanzar como se prevé la semana que viene, dado que pueden volver las nevadas y las temperaturas invernales... ¡Atentos!".