La curiosa función de la parte dentada de las tijeras: no está pensada para abrir tarros

Su verdadera utilidad es muy distinta y no tiene que ver con la cocina

Pocas personas conocen la utilidad de la parte dentada de las tijeras.

Pocas personas conocen la utilidad de la parte dentada de las tijeras. / ARCHIVO

Nadie duda de que las tijeras sirven para cortar y esa es su principal función. Ahora bien, para nada es la única. Si bien esta herramienta afilada se emplea principalmente para cortar alimentos, cabello o papel, existe otro uso que muchas personas desconocen. Y que tiene que ver con la parte dentada de algunas tijeras, especialmente las de cocina.

Ubicado entre las hojas y las varillas, se trata de un espacio con acabado de sierra que se suele emplear con fines culinarios. Bien para desenroscar tarros, bien para abrir frutos secos de cáscara dura como las castañas. Sin embargo, su verdadera función no es esa, y nada tiene que ver con la cocina.

Acaso el problema resida en que las tijeras que tienen una parte dentada no están destinadas a fines culinarios. Pero como sirven para cortar, reinventamos su uso y lo normalizamos. El verdadero uso de esta zona de la herramienta es muy distinta, y seguro que una vez se desvele comienza a utilizarse.

La curiosa función de la parte dentada de las tijeras

Este tipo de tijeras no están diseñadas para cortar alimentos, sino para arreglar plantas. La parte dentada de la herramienta se emplea para realizar tareas de jardinería, como quitar las espinas de las rosas o podar pequeñas ramas. Asimismo, también sirve para eliminar las hojas muertas de plantas trepadoras como la hiedra o de pequeños arbustos.

Sin embargo, con el tiempo estas tijeras se han desplazado a la cocina para preparar otro tipo de vegetales, como los tallos de algunas hortalizas, las partes secas de algunas verduras o para abrir tarros de conserva gracias a su parte dentada.

La parte dentada de las tijeras sirve para realizar múltiples labores de jardinería.

La parte dentada de las tijeras sirve para realizar múltiples labores de jardinería. / Pixabay

Cómo afilar las tijeras

Sean para la cocina, sean para el jardín, es importante que las tijeras estén siempre bien afiladas. Para ello, es importante conocer los distintos materiales ayudarán a mantener las hojas de la herramienta bien cortantes. Podemos utilizar los siguientes:

  • Piedra de afilar: sirve para cuchillos, tijeras u otros objetos con hoja. Se debe pasar suavemente el filo por la piedra realizando movimientos circulares
  • Papel de aluminio: doblar varias capas de papel de aluminio y cortarlo después con las tijeras mantendrá la hoja bastante afilada.
  • Lima de uñas: no es la herramienta más adecuada pero sí puede sacar de un apuro. En este caso, habrá que realizar movimientos circulares con la lima sobre el filo de las tijeras
  • Papel de lija: Al igual que el papel de aluminio, el procedimiento consiste en cortar trozos de papel de lija con las tijeras

Una vez desvelado este misterio, ya no hay excusa para darle una segunda vida a las tijeras que cuenten con una parte dentada.