El asunto de los dedazos de los que acusa la izquierda al alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, vivió este jueves un nuevo capítulo. Podemos había solicitado la comparecencia del regidor en el pleno, el último del verano, para que explicara por qué se ha contratado a una exasesora del PP para un empleo público en el Instituto Municipal de Empleo (Imefez) cuando esta, según la portavoz morada, Amparo Bella, no cumplía con los requisitos establecidos en las bases del proceso de selección.

Según explicó Bella, a esta persona contratada, de nombre Yolanda Montesinos, se le otorgaron 23,52 puntos por su experiencia profesional en la administración, cuando siempre que ocupó un empleo dependiente del erario público fue como personal eventual y de confianza, una categoría que no puede computar para obtener méritos de cara a acceder a la función pública.

Esto es debido a que estos puestos son de libre designación y dependen de los políticos (son elegidos a dedo) y es que Montesinos fue asesora durante 16 años del Partido Popular en diferentes instituciones.

El alcalde inició su comparecencia diciendo que este debate no es más que un intento por parte de la izquierda por «estirar el chicle» y debilitar así la imagen de su equipo de Gobierno. Azcón no dio explicaciones más allá de reiterar que el proceso se llevó a cabo con arreglo a la ley y afirmó que en el tribunal encargado de la selección no había ningún político, sino que eran todo funcionarios del consistorio.

Ante esta cuestión, el concejal socialista Luis García Vinuesa anunció que el PSOE ha presentado un recurso contra la designación de Montesinos, que ahora deberán estudiar los servicios de contratación del ayuntamiento, también conformados por técnicos. «Yo soy funcionario (Vinuesa es profesor en la Universidad de Zaragoza) y hay veces que me equivoco. Si cometo un error corrigiendo un examen me siento humildemente con mis alumnos y les escucho», dijo el edil.

Y es que según el socialista lo más factible es que la contratación de Montesinos se haya debido a «un error» al computarle méritos indebidamente. «Es lo que espero, porque sino se trata de un proceso fraudulento. Hemos presentado un recurso y si no rectifican iremos ante los tribunales porque sabemos que tenemos razón», dijo.

Otro caso en Zaragoza Vivienda

Sin contestar a la pregunta de si a Montesinos se le otorgaron puntos que no le correspondían, Azcón cargó duramente contra Vinuesa calificándole de «profesor universitario prepotente que se sienta a dar cátedra en el pleno como si el resto no supiéramos nada». Según el alcalde, la contratación de Montesinos es un asunto menor porque solo está ocupando la plaza de forma provisional y hasta principios de 2022.

El debate se enfangó también cuando intervino el portavoz de ZeC, Pedro Santisteve, cuyo grupo había presentado una moción anterior para reprobar al gerente de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, José María Ruiz de Temiño, por haber contratado a una persona con la que había mantenido una relación laboral durante 14 años. «Tienen muchos favores que pagar», le espetó el concejal de la izquierda al alcalde.

Ante tal acusación, Azcón le recordó a Santisteve que su mujer, ingeniera de profesión, se presentó a una oposición para una plaza en el ayuntamiento cuando este era alcalde. Por la comparación, el concejal de ZeC calificó al regidor de «miserable y ruin».