El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó este miércoles definitivamente las ordenanzas fiscales que regirán para el año 2022 y que entrarán en vigor el 1 de enero. Entre los cambios más destacados por el equipo de PP y Cs está la bajada del IBI.

Con la aprobación, el tipo general de este impuesto será del 0,4047, un 1,85% menor que el de 2021. Según el consistorio, más de 521.000 se verán afectados por la bajada que conllevará una pérdida de recaudación de 1,5 millones de euros. Zaragoza se posiciona así como la ciudad, dentro de los grandes municipios, con el tipo general más bajo de España, aseguraron desde PP y Cs.

El pleno también ha dado luz verde a la modificación de algunos precios públicos para el próximo ejercicio. En concreto, se ha aprobado la gratuidad de las escuelas infantiles municipales del Ayuntamiento de Zaragoza para el próximo curso para las familias con una renta mensual por persona que no supere los 314 euros. Unas 200 familias se beneficiarán de esta medida de gratuidad. Se sustituirá así el actual sistema de becas, que hasta ahora cubre un 25% de la matrícula para un centenar de familias que cumplen los requisitos.

La modificación de los precios públicos de Zaragoza para 2022 pasa también por la eliminación del recargo del 50% para personas no empadronadas en la capital aragonesa que hacen uso de las escuelas infantiles municipales, las enseñanzas artísticas, la Universidad Popular o las piscinas de los centros deportivos municipales. El pleno ha dado luz verde a la congelación de los precios de los centros deportivos municipales para 2022 y a la equiparación de las familias monoparentales con las numerosas a la hora de beneficiarse de condiciones particulares en los mismos. 

La modificación de los precios públicos de Zaragoza para 2022 pasa también por la eliminación del recargo del 50% para personas no empadronadas en la capital aragonesa que hacen uso de las escuelas infantiles municipales, las enseñanzas artísticas, la Universidad Popular o las piscinas. Este asunto, que PP y Cs justifican con una recomendación del Justicia, fue criticado por Podemos, que considera injusto que se beneficien de los servicios de la ciudad quien no paga impuestos en la misma.