Kiosco

El Periódico de Aragón

CARRERA HACIA LAS PRÓXIMAS ELECCIONES

ZeC insiste en la unidad de la izquierda de Zaragoza en un acto con ausencias notables

Ni Podemos ni CHA asistieron. Zaragoza en Común afirma que no impondrá sus siglas para lograr su objetivo

Foto de familia. En el centro, Broto, Sánchez, Santisteve y Cubero junto con más simpatizantes de ZeC. MIGUEL ÁNGEL GRACIA

Todavía falta un año para las próximas elecciones municipales y autonómicas en Aragón, pero las diferentes formaciones ya van tomando impulso de cara a una cita con las urnas que se prevé más competida que nunca, por mucho que suene a cliché. En esos términos, Zaragoza en Común hizo este martes, y de nuevo, un llamamiento a la unidad de los partidos a la izquierda del PSOE. El optimismo y las ganas no bastaron. Podemos no estuvo presente, por lo menos de forma oficial (se dejaron caer por el acto algunos simpatizantes de la formación morada) y desde CHA ya han dicho que concurrirán solos a los siguientes comicios.

De todas formas, desde ZeC insistieron en que el de este martes fue el primer acto de estas características y que no pretendían convencer a nadie desde un primer momento. Y menos mal, porque por ahora, por muchas ganas que haya y por mucha insistencia que se haga a nivel nacional, parece que la unidad de la izquierda todavía está lejos de materializarse en una única candidatura en Zaragoza.

Fue la portavoz de la organización de Zaragoza en Común (que no del grupo municipal) quien tomó primero la palabra ante los medios para resumir las intenciones de esta formación. «Unidad, unidad y unidad», repitió Rosa Sánchez, que explicó que no iniciarían este proceso si no creyesen que van a tener éxito. Por muchos que sean los obstáculos.

«Queremos que haya una candidatura única en el Ayuntamiento de Zaragoza», comenzó Sánchez, que explicó que este llamamiento se hace también a la sociedad civil organizada.

«Nos jugamos Zaragoza, necesitamos un espacio amplio que luche para que todos y todas seamos iguales», añadió Sánchez, justo antes de ser preguntada por las ausencias en el acto. «Este es solo el primer llamamiento. Vamos a seguir apostando por la unidad», dijo.

Y eso que el evento, que tuvo lugar en el quiosco del parque del Tío Jorge, era como para asistir. El acto lo cerró un concierto de alguno de los integrantes de Ixo Rai! Hubo cerveza, buen ambiente y se leyó un manifiesto que corrió a cargo de Pedro Santisteve, Flor Miguel y Sheila Hernández, por parte de ZeC; Pablo Rochela, de Anticapitalistas Aragón y Carlota Vicente de IU Zaragoza.

Pero ni la música ni el aperitivo consiguieron este martes la unidad, y parece que va a haber que salvar muchas barreras para conseguirla. Una es Podemos. El desplante del grupo municipal morado al exalcalde y portavoz de ZeC, Pedro Santisteve, quien presentó el viernes su retrato oficial en el ayuntamiento en un acto al que no asistió ningún representante del partido morado se ha visto como una clara declaración de intenciones. Por el momento, no hay muchas ganas de confluir, como acabó pasando ya en 2019. En tres años las diferencias no se han diluido.

De salvarse este escollo, otro de los posibles obstáculos de la candidatura puede ser el nombre. Sánchez ya confirmó este martes que ZeC no va a imponer sus siglas si esto supone un «hándicap».

Los nombres de los candidatos también pueden suponer un problema, como ya ocurrió en 2019 cuando Violeta Barba, con Podemos, y Pedro Santisteve, con ZeC, acabaron encabezando dos listas diferentes pero que se equiparaban en lo ideológico.

En principio, ninguno de los tres concejales que ahora componen el grupo municipal de ZeC debería repetir candidatura. Esto es, ni Santisteve, ni Luisa Broto ni Alberto Cubero. Pero eso es en principio, puesto que no hay nada descartado. El código ético de la formación así lo establece, pero dado lo imprevisible de la actualidad nadie se atreve a pronunciar un no rotundo.

Desde la formación aseguran también que Santisteve ha mantenido contactos ya con Yolanda Díaz, quien también encabeza su propia cruzada por la unidad de la izquierda a nivel nacional. «Su iniciativa nos puede venir bien», dijo Sánchez ante los micrófonos.

La vicepresidenta del Gobierno estaba enterada del acto de este martes, a pesar de que no ha manifestado un apoyo explícito al llamamiento a la unidad impulsado por ZeC. Demasiada tela que cortar a nivel nacional como para preocuparse por Zaragoza. Y con el desastre de Andalucía de por medio. Que Marx les pille confesados.

Compartir el artículo

stats