El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Empleo

Los contratados por acumulación de tareas no podrán mejorar sus empleos en el Ayuntamiento de Zaragoza

El consistorio publica una instrucción que limita el acceso a las vacantes | CCOO y CSIF, en contra por considerar que la nueva norma es «demasiado restrictiva»

El Ayuntamiento de Zaragoza ha publicado una nueva instrucción que cambia las normas para acceder al empleo público. | EL PERIÓDICO

El Ayuntamiento de Zaragoza publicó el pasado 14 de mayo una instrucción que modifica el funcionamiento de las bolsas de empleo y las condiciones para acceder a según qué puestos en la administración local. El objetivo era adaptar la norma a la nueva ley estatal, aprobada a finales del año pasado, por la que se pretende rebajar la temporalidad entre los trabajadores públicos. No obstante, el cambio realizado desde el área de Personal del consistorio ha traído otras consecuencias: los contratados por acumulación de tareas no podrán acceder a otras vacantes que salgan mientras están en el puesto. 

La orden firmada por el concejal de Personal, Alfonso Mendoza, fue negociada en varias sesiones con los sindicatos con representación en el ayuntamiento. Sin embargo, solo UGT y CSL apoyaron la nueva instrucción, mientras que el resto considera que se ha hecho una «interpretación demasiado restrictiva» de la normativa estatal contra la temporalidad en el empleo público. 

Es lo que lamentan desde CCOO. La nueva norma ha introducido limitaciones que «no están contempladas» en la ley aprobada por el Congreso de los Diputados. En lo que respecta a las personas contratadas en acumulación de tareas, desde que ha entrado en vigor la nueva instrucción no podrán acceder ni cubrir otras vacantes mientras estén en el puesto. Y una vez acaben su contrato, deberán esperar tres meses y un día para poder aceptar un nuevo empleo municipal. Según los datos disponibles, el año pasado se contrataron en el ayuntamiento a 101 personas por acumulo de tareas, una fórmula empleada para poder atender excesos de carga de trabajo puntuales y con la que los contratados no pueden permanecer más de 9 meses en el puesto. 

Y la realidad es que, hasta ahora, muchas personas accedían a ocupar estos puestos de empleo temporal porque eso les daba después la posibilidad de optar a otras vacantes de empleo que surgieran en la administración. 

Por ejemplo: una persona contratada por acumulo de tareas, si se daba el caso, podía acceder después a una vacante para cubrir una baja de larga duración, lo que les permitía permanecer más meses trabajando. Sin embargo, ahora, con la nueva instrucción, no podrán hacerlo. Tampoco los que accedieron a sus puestos pensando que sí iban a poder. Deberán acabar su contrato por acumulo primero y después esperar tres meses para poder acceder a otra plaza mejor. 

Para CCOO, esto supone una merma en los derechos laborales de estas personas y, apuntan además, la ley estatal no establece estos plazos que se han impuesto en el ayuntamiento de la capital aragonesa. Para CSIF, la nueva instrucción tampoco resulta aceptable porque «va más allá del ajuste necesario de la ley 20/21» que trata de luchar contra la precariedad en el empleo público. 

Pero este no es el único cambio introducido con la nueva instrucción del área de Personal municipal. «El documento plasma la imposibilidad de que el personal funcionario de carrera sea sustituido por la concesión de una excedencia voluntaria. Esto acarrea un doble perjuicio: que el servicio vea reducida su plantilla o que el trabajador solicitante encuentre una negativa en la concesión de una excedencia», apuntan desde CSIF. Además, los interinos, critica CCOO, «cesarán a los tres años aunque no exista causa que lo justifique y deberán pasar tres meses para poder volver a ser llamados en esa misma categoría». Por todo ello, ambas organizaciones muestran su disconformidad con la nueva norma municipal.

Compartir el artículo

stats