COMERCIO LOCAL

La calle Delicias se estrena como el primer paseo comercial renovado de Zaragoza

En los accesos a esta vía se han colocado pórticos de acceso y en las farolas se han colocado señales que dan información sobre la calle y también sobre los servicios más próximos, como aparcamientos para bicicletas y paradas de autobús.

Iván Trigo

Iván Trigo

La calle Delicias de Zaragoza es ya el primer paseo comercial al que se le ha dotado de una nueva imagen dentro del marco del Plan Local de Comercio y Hostelería, que ha echado a andar durante el presente mandato. El objetivo de esta estrategia es conseguir que las tiendas de los barrios puedan competir al mismo nivel que las grandes superficies, lo que se consigue embelleciendo los entornos urbanos y dotando a los negocios de "herramientas digitales de gestión".

La parte más visible del Plan Local de Comercio es esa primera pata, la regeneración de las calles y ejes comerciales tradicionales de la ciudad. La calle Delicias ha funcionado como prueba a la hora de implementar toda una serie de cambios y, aunque aún quedan algunos elementos por colocar, ya son visibles las primeras transformaciones. Este viernes, la concejala municipal de Economía del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte, ha visitado la zona para inaugurar, de forma simbólica, la nueva calle Delicias.

Así, en los accesos a esta vía se han colocado pórticos de acceso y en las farolas se han colocado señales que dan información sobre la calle y también sobre los servicios más próximos, como aparcamientos para bicicletas y paradas de autobús. El suelo se ha pintado también para dotar a la calle "de una imagen unificada", si bien en algunos puntos se han coloreado juegos y pasatiempos para los más pequeños, como una rayuela. El lema 'Delicias de mis amores' es la frase elegida para dar la bienvenida a la calle.

Todavía falta, eso sí, colocar los maceteros con árboles y bancos y también está previsto unificar el aspecto de los veladores de la hostelería. "Lo que queríamos es poner en valor los elementos más característicos de cada barrio. Adecuar cada paseo a las singularidades de cada calle", ha explicado Eduardo Aragüés, arquitecto de Idom, quien se ha encargado de redactar los proyectos de renovación urbana.

Todas las actuaciones previstas se basan en el urbanismo táctico, lo que implica que son transformaciones de la escena urbana "reversibles, rápidas de ejecutar y más baratas". Es decir, todo lo que se ha hecho en la calle Delicias y que continuará en los otros once paseos comerciales de la ciudad no ha requerido de ningún tipo de obra y tal como se ha puesto se podría quitar si no da el resultado esperado.

Con respecto al apartado de la digitalización, en la calle Delicias y en algunas vías del Casco Histórico se han colocado ya sensores que medirán los aforos de los paseos comerciales, los flujos de gente, la calidad del aire y otros parámetros que ayudarán a saber si las medidas que se están implantando están surtiendo efecto.

"Hoy el Plan Local de Comercio y Hostelería es ya una realidad. Estos comercios tan importantes y con tanta apuesta tecnológica cuesta arrancarlos en una administración, pero ya estamos viendo resultados", ha explicado Herrarte.