La Policía Local contará desde finales de mayo con un nuevo aliado para perseguir delitos en Zaragoza: la inteligencia artificial. Lo hará gracias a 14 nuevas cámaras que utilizarán esta tecnología que ya se han instalado en el entorno de la calle Doctor Cerrada y que, de momento, están en fase de pruebas.

Así lo ha anunciado este lunes el alcalde de la capital aragonesa, Jorge Azcón, en una rueda de prensa en el cuartel Palafox del cuerpo, que será la sede central de este sistema de monitoreo a tiempo real. "Este sistema ayudará a la resolución de delitos y también reforzará la seguridad al ser también un instrumento de disuasión", ha asegurado el regidor.

Las grabaciones, ha remarcado, estarán anonimizadas y las búsquedas se realizarán en base a descripciones físicas que introduzcan los agentes, siempre en el marco de la investigación de un delito y a petición de la policía judicial o por orden judicial.

¿Cómo funciona este sistema?

Estas nuevas cámaras están instaladas a lo largo de las calles Princesa, Fita, Cortes de Aragón, Ricla, Doctor Cerrada, Eduardo Dato y en las intersecciones de estas tres últimas con Gran Vía.

Todas ellas registrarán en directo el movimiento de objetos, personas y vehículos. Esa información se almacenará de manera automática en el sistema durante 30 días, periodo en el cual podrán consultarse. La potencia de esta herramienta radica en que clasificará todo lo que pasa por su lente. Hombre, mujer, niño, animal, coche, patinete, bici... y no solo eso, sino también sus características: color de las prendas de vestir, bolso de mano, gafas. Todo.

A la hora de realizar una búsqueda, los agentes introducirán los diferentes parámetros en varios filtros para acotarla y recibir solo las tomas del elemento sospechoso. Una vez devueltos los posibles resultados, el sistema permite incorporar las secuencias o descartarlas en función de su coincidencia o no, para finalmente crear una suerte de historia en un time lime de los pasos seguidos por el sujeto buscado.

"Las búsquedas serán anónimas, basadas en características y en similitudes", ha enfatizado Azcón. Estarán operativas 24 horas al día durante los 7 días de la semana, sí, pero el alcalde ha querido dejar claro que no habrá un agente permanente mirando las imágenes de las cámaras al no ser efectivo. ¿Podrían servirse in situ para perseguir un delito que se estuviese cometiendo en ese preciso momento? "La respuesta es sí, pero no es la idea. Además la casuística es enorme", ha zanjado.

¿Extensión a otros barrios?

En estos momentos, Zaragoza cuenta con 14 cámaras de videovigilancia ya operativas, aunque sin este nuevo sistema basado en la inteligencia artificial. Una docena de ellas se encuentran en el Casco Histórico y las dos restantes en el barrio Oliver.

Azcón ha asegurado que, hasta el momento, no tienen ninguna petición de otros barrios de Zaragoza para instalar nuevas, paso imprescindible para su colocación. "Estoy seguro de que pronto las recibiremos y se irá extendiendo a otros distritos", ha dicho.

Según datos que ha facilitado el alcalde, hasta el momento la Policía Local ha realizado 65 solicitudes para consultar las cámaras de videovigilancia del Casco Histórico para la resolución de casos.