+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA PRESENCIA MILITAR ARAGONESA EN EL CONFLICTO DE IRAK

Vuelve el último destacamento del Aire de Kuwait

  •  Los soldados del grupo Altair llegaron ayer en dos Hércules a la Base de Zaragoza


  •  

    El brigada Sáez Benito alza a su bebé después de un mes sin verlo. - Foto:EFE

    Parte del destacamento, a su llegada. - Foto:EFE

    J. M. P. B.J. M. P. B. 30/05/2004

    Los 42 soldados del destacamento Altair, integrantes del Ala 31 del Ejército del Aire con base en Zaragoza en su mayoría y que han participado en la misión española en Irak desde Kuwait, regresaron ayer a bordo de dos aviones Hércules a la Base Aérea de la capital aragonesa, dando por finalizada su misión en aquella zona.

    El primero de los aviones llegó a Zaragoza poco antes de las siete y media de la tarde y era esperado por una docena de familiares, la mayoría de los cuales sólo ha permanecido poco más de un mes en Oriente Medio. A bordo del aparato llegó la mayoría de los soldados junto al general de brigada Manuel Benjumeda Osborne, jefe interino del Mando Aéreo de Levante, que un día antes había viajado a Kuwait con otros cinco mandos de su estado mayor para clausurar la misión.

    Según la madre de un soldado que ha participado en dos misiones en este conflicto, "la espera no se ha hecho muy larga esta vez, porque sólo ha estado 25 días, pero yo tenía muchas ganas de que volvieran".

    Más larga se le hizo al brigada Sáez Benito, que a su llegada cogió en brazos a su hijo David, de tres meses. "Le encuentro crecido, pero no ha podido crecer mucho en el mes que he estado fuera", dijo.

    "El calor" era el principal recuerdo que tenían los soldados de su estancia en Kwait, donde han permanecido desde que inició la misión en la base Alí al Salem, cerca de la capital del emirato.

    Los soldados integraban el cuarto relevo del destacamento Altair, que se ha turnado desde que se inició la misión en diciembre del 2003. Durante este tiempo han realizado labores de evacuación médica y de apoyo a las tropas españolas destacadas en el sur de Irak.

    Altair ha contado con personal médico-sanitario, de apoyo y escolta y los responsables militares no excluyeron algún otro vuelo de los Hércules C-130 a la zona para apoyar el regreso de los últimos soldados que quedan en Kuwait.

    En la zona permanecen todavía 173 soldados de apoyo logístico, que trabajan en el embarque del material pesado en dos mercantes, que regresarán a España el 8 y el 20 de junio, respectivamente.