+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Inteligencia emocional

Esnifa seguro

 

Nerea Vadillo Nerea Vadillo
09/02/2018

Café, cacao, cannabis, cocaína… ¿Qué tienen en común estas 4C? Son sustancias psicoactivas y de todas ellas habla el folleto sobre el uso y consumo de drogas que el Ayuntamiento de Zaragoza ha puesto en circulación, y que tanto revuelo ha levantado. Portada nacional gracias al concejal popular, Jorge Azcón, que ha denunciado al equipo Santisteve por hacer llegar a toda la ciudadanía un manual que iba dirigido solo a educadores y trabajadores sociales, y en el que a juicio de Azcón se «banalizan las drogas ilegales, equiparándolas con medicamentos y alimentos» y se «incita al consumo de drogas», con comentarios del tipo «si sabes consumir drogas no tiene porqué pasarte nada». En frío, formular prescripciones tales como «es preferible reservar el consumo de cannabis para las ocasiones especiales; se recomienda que las rayas de speed sean más pequeñas que las de cocaína; o pulverizar bien la cocaína reduce la aparición de hemorragia», puede chocar. Debería haberse matizado la redacción de ciertos puntos para evitar malos entendidos, pero lo cierto es que no podemos negar las estadísticas: un elevado porcentaje de la población consume drogas. ¿Es mejor negar una realidad, mirar hacia otro lado? Las políticas de reducción de riesgos son positivas. Las campañas de reparto de jeringuillas y preservativos en los 80-90 para combatir el sida funcionaron. ¿Por qué un documento que informa es tanto problema? No es fomentar el consumo sino buscar un mal menor. En resumen, si vas a esnifar una raya de coca, hazlo con garantías.H

*Periodista y profesora de universidad

   
1 Comentario
01

Por José S.1 19:41 - 09.02.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El nombre de la columna de la señora Nerea Vadillo, «Inteligencia Emocional», presumo que es el más idóneo para el trabajo que nos brinda hoy --¡ay si solo el corazón rigiera el destino de la humanidad! En fin, a John Maynard Keynes se le adjudica a menudo la frase «When my information changes, I alter my conclusions. What do you do, sir?» --«Cuando mi información cambia, altero mis conclusiones. ¿Usted qué hace, señor?». La señora Vadillo concluye su artículo con el desparpajo emocional más dulce y sublime: «En resumen, si vas a esnifar una raya de coca, hazlo con garantías». La cuestión, claro, es que consumir cocaína, por ejemplo, es ilegal en España. De lo que realmente se debería informar es de que no se consuman en absoluto drogas ilegales ya que esta actividad podría acabar con los huesos de uno en chirona una temporada, por un decir. Luego están los efectos de la coca en las personas que la consumen. Un simple vistazo a Wikipedia nos dice que: «La cocaína es muy adictiva, debido a su efecto sobre la vía mesolímbica del cerebro, y *existe un alto riesgo de sufrir dependencia, aunque el periodo de consumo haya sido corto*. Su uso también aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, problemas pulmonares en los fumadores, infecciones sanguíneas y paro cardiorrespiratorio súbito. *La cocaína que se vende en la calle se mezcla habitualmente con anestésicos locales, almidón de maíz, quinina, levamisol o azúcar, que pueden dar lugar a un aumento de la toxicidad* [...]. La cocaína aumenta el riesgo de sufrir trombosis, derrame cerebral e infarto de miocardio, acelera la arterioesclerosis y provoca *paranoia transitoria en la mayoría de los adictos*. *El uso continuo mediante la aspiración nasal de la cocaína (esnifar) puede producir congestión nasal, ulceración de la membrana mucosa, hasta incluso perforación del tabique nasal*». [*mi énfasis]. Cuando mi información cambia, altero mis conclusiones.¿Usted que hace, señora? Un cordial saludo.