La lluvia y el viento han empezado a azotar Zaragoza desde las 16.00 horas de forma violenta y han causado numerosas incidencias y trastornos, hasta el punto de que los bomberos han recibido 50 avisos. Las predicciones se han cumplido y la alerta amarilla activada para hoy en todo Aragón ha derivado en lluvias y tormentas en buena parte de la comunidad, sobre todo en la capital. La situación es todavía complicada con fuertes rachas de viento y precipitaciones abundantes. Han caído, en dos horas, cerca de nueve litros por metro cuadrado, lejos de los 41,2 del valle de Benasque.

Paseo Independencia de Zaragoza durante una intensa tormenta S. E.

En el conjunto de la comunidad Protección Civil ha sido requerida para 36 incidencias distintas, 24 de ellas en Zaragoza ciudad, lo que representa un aumento del l15% respecto de una jornada normal en lo que se refiere a icidentes.

El tranvía ha estado temporalmente interrumpido entre la avenida de la Academia General Militar y el Campus Río Ebro, debido al habitual embolsamiento de agua que se forma en el paso inferior de Majas de Goya.

Los bomberos han tenido que realizar numerosas salidas para eliminar bolsas de agua, limpiar terrazas con desagüe atascado, achique en garajes y trasteros y retirada de ramas caídas de los árboles.

Sobre todo el impacto se centra en Camino de las Torres y calle Asalto, debido a que se ha anegado varios garajes comunitarios.

Tráfico parado por la lluvia

Ecociudad informa por su parte de que está interviniendo por encharcamientos en la zona de Príncipe Felipe, con un total de ocho equipos desplegados. Se trabaja asimismo en el desatasco del alcantarillado, que se ha mostrado insuficiente para absorber todo el agua caída.

En todos esos lugares se ha visto afectado el tráfico, con circulación lenta o parada, así como en Marqués de la Cadena, camino de Cabaldós y paseo de Longares, si bien está todo en vías de solución, informa el consistorio.

20

Fuerte tormenta en la capital aragonesa ÁNGEL DE CASTRO / SERVICIO ESPECIAL

Toda la provincia de Huesca y la ribera del Ebro en Zaragoza presentaban este jueves alerta naranja y el resto de Aragón amarilla por lluvias tormentas que podrían ir acompañadas de granizo y rachas muy fuertes de viento, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web.

En algunas de las calles de la capital aragonesa se han producido ríos de agua, como en Doctor Horno, dado que el agua ha caído con especial intensidad a partir de las cuatro de la tarde.

Ello ha obligado a los bomberos del ayuntamiento a realizar numerosas salidas que todavía no han terminado y que se diseminan por todos barrios de la capital, incluido el centro.

En plaza de Ariño, el viento racheado que acompaña a la lluvia ha tirado las sombrillas de los veladores y los empleados han tenido que emplearse a fondo para evitar daños mayores, pues el aire arrastraba los protectores solares.

Un coche avanza dejando una estela de agua por la calle del Doctor Horno, en Zaragoza. SERVICIO ESPECIAL

El agua ha caído de forma desigual por Aragón. Se han visto muy afectados los valles del noreste del Pirineo, en particular Benasque, mientras que en la zona de Jaca se han recogido entre seis y nueve litros. En Huesca se han superado los cinco litros igualmente.

En el Pirineo se han registrado los valores más altos de precipitación. Aparte de Benasque, ha superado los 40 litros, cabe destacar Bielsa con 33,2, Jaca con 17,7 y Huesca con 14.6, entre otros lugares igualmente afectados por las tormentas preveraniegas.

En la provincia de Zaragoza, Calatayud ha arrojado un registro de 14 litros, algo menos que el entorno de Caspe y Maella. En Alcañiz se han contabilizado más de 17 litros, en forma de granizo, al igual que en Calanda, un valor que también ha sido el que ha tenido la ciudad de Teruel, si bien aquí en forma de agua.

Según las predicciones, en toda la comunidad las lluvias podrán ir acompañadas de granizo y rachas muy fuertes de viento. Las temperaturas irán en descenso, que será notable y localmente extraordinario en el caso de las máximas.

El viento soplará del sureste flojo con intervalos de moderado girando en la Ibérica a suroeste y probables rachas fuertes o muy fuertes en zonas de tormenta.

Toda la provincia de Huesca y la ribera del Ebro en Zaragoza presentan este jueves alerta naranja y el resto de Aragón amarilla por lluvias y tormentas que podrán ir acompañadas de granizo y rachas muy fuertes de viento.

En las zonas de nivel naranja se podrán producir precipitaciones que podrán descargar hasta 30 litros por metro cuadrado en una hora y 20 litros en el resto de Aragón, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web.

En toda la Comunidad las lluvias podrán ir acompañadas de granizo y rachas muy fuertes de viento.

Temperaturas en descenso, que será notable y localmente extraordinario en el caso de las máximas.

El viento soplará del sureste flojo con intervalos de moderado girando en la Ibérica a suroeste y probables rachas fuertes o muy fuertes en zonas de tormenta.