El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, no estará mañana en los actos del Día de las Fuerzas Armadas que se celebrarán en Huesca. Sí asistirán las ministras de Defensa, Margarita Robles, y de Educación, Pilar Alegría, según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón que señalaron que no siempre el jefe del Gobierno presencia el desfile de gran fiesta del Ejército, si bien suele estar presente en el que se organiza con motivo del Día de la Hispanidad el 12 de octubre.

El motivo de la ausencia del jefe del Gobierno español es que, a la misma hora del desfile, a las 12.00, se encontrará en Dos Hermanas, cerca de Sevilla, en un mitin de Juan Espadas, candidato socialista a la Junta de Andalucía.

La ciudad de Huesca acogerá este sábado, 28 de mayo, el desfile del Día de las Fuerzas Armadas. Un total de 3.000 militares desfilarán a pie y también pasarán 250 vehículos del Ejército por tierra y aire. Huesca, con 54.000 habitantes, es la ciudad más pequeña de las que han albergado este evento.

Don Felipe y Doña Letizia estarán acompañados también por el jefe de Estado Mayor de la Defensa, el almirante general Teodoro Esteban López Calderón; el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán; el alcalde de Huesca, Luis Felipe, y otras autoridades civiles y militares.

Por tierra y por aire

La actividad central de la jornada será el Desfile Terrestre y Aéreo de las Fuerzas Armadas, que se iniciará a las 12.00 horas, con la llegada de los Reyes. El recorrido del desfile dará comienzo en la avenida del Santo Cristo de los Milagros, continuará por la avenida de la Paz, Juan XXIII y finalizará en Martínez Velasco. El trazado cuenta con una longitud de 1,2 kilómetros.

Previamente a la llegada de sus Majestades los Reyes, se procederá al izado y homenaje a la Bandera y, a continuación, a las 11.30 horas formará la Agrupación de Honores y la incorporación de la bandera nacional.

En ese momento, dará comienzo el acto central, con honores militares a los Reyes, revista del Rey a la Agrupación de Honores, saludo de sus Majestades a las autoridades, homenaje a la bandera nacional y a los que dieron su vida por España. Se rendirá homenaje a los miembros de las diferentes unidades fallecidos en acto de servicio desde 2019, fecha del último desfile a consecuencia de la pandemia.

Así dará comienzo el desfile aéreo con un descenso de paracaidistas portando la enseña nacional y el vuelo de la Patrulla Águila, con 69 aparatos, y detrás el terrestre, con 150 vehículos motorizados, 235 caballos y más de 3.200 personas.

La tribuna real estará situada frente al acceso del parque Miguel Servet desde Juan XXIII, además se han instalado otras ocho estructuras en el primer tramo del recorrido, en las que cerca de 800 invitados de Defensa y del Ayuntamiento podrán ver sentados la parada militar.

El Consistorio ha colocado tres pantallas led en el recorrido para visualizar mejor el desfile, y se repartirán 5.000 banderines con la enseña nacional entre el público. Una vez concluido el desfile, se despedirá a los Reyes y se procederá al arriado de la bandera nacional.

El recorrido culminará con una recepción a Los Reyes en el Palacio de Congresos, en la que los cuatro restaurantes con Estrella Michelín de la provincia mostrarán lo mejor de la gastronomía altoaragonesa.

Lillas Pastia, Tatau Bistro, Espacio N y Callizo han diseñado un menú de tapas elaboradas con productos de la tierra con el que buscan agasajar a los Reyes, y a los comensales, autoridades entre ellos, que participarán el sábado en la recepción.

Pero no sólo los restaurantes, también se ha involucrado el gremio de pasteleros y las escuelas de hostelería. Cerca de un millar de personas trabajan para ofrecer lo mejor de la gastronomía oscense y que el evento sea un importante acto de promoción para todo el territorio.

El impacto y repercusión va a ser muy importante. Con esa previsión se ha preparado la capital altoaragonesa para el desfile de este sábado 28 de mayo.