Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

EL IMPACTO DEL INCREMENTO DE LOS PRECIOS EN LA TERCERA EDAD

La inflación golpeará con fuerza a cerca de 100.000 pensionistas aragoneses

La subida del 15% a las prestaciones no contributivas se espera insuficiente

Dos pensionistas, José Luis y María, sostienen sus bolsas en el pasillo del Mercado Central. ANDREEA VORNICU

Que la inflación golpea con mayor fuerza a unos que a otros no es un secreto. El alza del precio de la vida, marcado por un IPC disparado por encima del 10%, complica las cuentas de los beneficiarios de las pensiones no contributivas para llegar a final de mes. En torno al 34% de las 307.143 pensiones que hay en Aragón no alcanzan los 700 euros, aunque el número de pensionistas se reduce hasta los 280.497 en la comunidad, según datos del Ministerio de Trabajo. Serán ellos los más indefensos ante el revés económico que se augura para el próximo otoño, aunque contarán con el incremento del 15% de su retribución que el Gobierno central ratificó la pasada semana hasta, como mínimo, el 31 de diciembre.

Sin embargo, la sombra de la duda planea entre las plataformas en defensa de las pensiones. El cálculo dice que cerca de 100.000 pensionistas aragoneses pasarán "apuros" para llegar a final de mes. "Es más que evidente que tanto las pensiones como los trabajadores que cobren por debajo del salario mínimo, es decir, 1.000 euros, lo pasarán mal", apunta Teodoro Corchero, el presidente del Consejo Aragonés de las Personas Mayores (Coapema).

Así pues, serán los principales afectados los beneficiarios de pensiones por viudedad o discapacidad. Y también un gremio algo desconocido: los trabajadores de la Administración con categorías D y E (los carteros, ordenanzas o personal administrativo son algunos ejemplos).

Subida acorde al IPC medio, pero no al acumulado

Sin embargo, el colectivo de los pensionistas, debido a su idiosincrasia, recibe con respecto a la inflación una de cal y otra de arena. Por un lado, las pensiones son una paga fija: no hay posibilidad de cambiar de empleo para obtener una mayor prestación. Por el otro, es el único colectivo cuya remuneración crece con arreglo al Índice de Precios al Consumo (IPC), aunque no al real, sino al medio. Denuncian desde las plataformas que se trata de un "invento para esconder la realidad" del ministro de Inclusión Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

La situación es la siguiente: existe un blindaje a las pensiones que el colectivo logró en base a sus reivindicaciones en las calles. No es el que deseaban, pues sus reclamaciones aspiraban a alcanzar la equiparación de las retribuciones con el salario mínimo interprofesional. La duda ahora es si ese blindaje es a prueba de bombas o si meramente se queda en un muro de contención, quizás de papel por insuficiente.

No dibuja un horizonte demasiado halagüeño José Antonio Pina, portavoz de la Coordinadora en Defensa del Sistema Público de Pensiones (Coespe): "Los pensionistas que cobran menos del salario mínimo viven la inflación con grandes dificultades. Hay gente que tiene que elegir entre comer mejor o comprar medicamentos. Y no hablamos de las subidas vergonzosas de la electricidad, que es un bien vital… Además, con el mercado tan precarizado y a pesar de todo, muchos abuelos aportan su pensión a la caja común familiar, a lo que se sumará el invierno con el alza de precios del gas". De hecho, desde Coespe denuncian que la conocida como 'paguita de enero', cuyo objetivo compensaba los incrementos de los precios, se otorgó por última vez este año.

¿Cuántos pensionistas hay en Aragón?

Los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social muestran que la pensión media en Aragón crece en los últimos meses, situándose en mayo de 2022 en 1.151,3 euros. En el caso de la pensión de jubilación, la media se sitúa en 1.315,35 euros. Aragón está situada en el octavo puesto entre todas las autonomías con arreglo a la pensión media .

Por ponerle más cifras al asunto, y aunque las pensiones son muy volubles al cambiar sus medias cada mes, los jubilados con al menos 65 años sin cónyuge perciben 10.100 euros al año. A 14 pagas: 721 euros. La cifra es similar para los viudos y viudas con más de 65 años, aunque en el caso de menores de 60 la remuneración desciende hasta los 7.655 euros (546 euros a 14 pagas).

Las cuentas no salen a los pensionistas en el verano de la inflación. No parece que la tormenta de precios vaya a acabar en un breve tiempo. Ayer fue el último lunes en el que los pensionistas protestaron en la plaza del Pilar, como habitúan a hacer cada lunes. Volverán en otoño, quizás con más fuerzas si no rebla el monstruo de la inflación.

Compartir el artículo

stats