Kiosco

El Periódico de Aragón

LA LUCHA CONTRA LA CRISIS ENERGÉTICA

Aragón acatará las medidas de ahorro energético del Gobierno central

Las principales instituciones aragonesas ya aplican desde hace tiempo medidas de ahorro, pero cumplirán también las propuestas del Ejecutivo de Pedro Sánchez

El Palacio de la Aljafería iluminado con los colores de la bandera de Aragón, el pasado día de San Jorge. Jaime Galindo.

Algunas instituciones aragonesas llevan ya años luchando por mejorar la eficiencia energética y otras han pegado el acelerón contra el cambio climático en los últimos meses. El Gobierno de Aragón, el Parlamento autonómico y el Ayuntamiento de Zaragoza sacan pecho de haber puesto en marcha iniciativas que pretenden reducir el consumo energético y, de paso, rebajar la factura. A partir de ahora darán un paso más a petición del Gobierno de España.

La amenaza del veto ruso y la previsión de un invierno caliente en las relaciones internacionales obligan a cortar el grifo del despilfarro y, de momento, Aragón sigue siendo Aragón y el decreto de medidas anticrisis se aceptará sin aspavientos.

En estos días, los monumentos principales y edificios emblemáticos apagarán las luces a las 22 horas. Un símbolo de estos nuevos tiempos.

En el Gobierno de Aragón recuerdan que los planes de eficiencia energética llevan en marcha desde 2015 y desde entonces han reducido la factura un 30%. Los termostatos ya se ponían a 26º C en verano y a 21 en invierno. A partir de ya, sus oficinas suben el termostato un grado, y lo bajarán dos el próximo invierno. También se han aplicado ya la norma en la Delegación del Gobierno en Aragón, que daba ejemplo ayer con el aire acondicionado a 27º C.

Además, el Ejecutivo aragonés aplica durante los meses de verano un horario parcialmente reducido que permite cerrar antes los principales edificios, como el Pignatelli, la sede de San Pedro Nolasco, las de la plaza de Los Sitios y la calle Costa, así como las oficinas delegadas de las tres provincias, entre otros.

Estos horarios permiten cerrar los centros entre las 16.00 y las 18.30 horas. Asimismo, paulatinamente se están instalando dispositivos de automatización que permiten el apagado de luces y equipos cuando han dejado de utilizarse. Lo mismo ocurre con la sustitución de luminarias tradicionales por otras led.

Por otro lado, en el capítulo del impulso social de las medidas de eficiencia energética, recordaron fuentes de Industria del Gobierno de Aragón, se están gestionando desde la dirección general de Energía más de 110 millones en distintas convocatorias para empresas, eficiencia en viviendas, instalaciones agropecuarias o para autoconsumo. También desde el Departamento de Vertebración se gestionan otras líneas por más de 30 millones para la eficiencia energética en viviendas y en barrios.

En el Parlamento aragonés siguen analizando el decreto, y recuerdan que también han aplicado medidas "mportantes", como "la implantación de fuentes de agua corriente en todo el edificio" tras consumir "más de 50.000 botellas de plástico en el año 2018". Además, se han cambiado al led y desde principios de 2020 solo se consume papel reciclado. No obstante, por ahora, la Aljafería mantiene sus planes de iluminar el palacio con fines solidarios tal y como hasta ahora, durante una hora justo después del anochecer.

En el Ayuntamiento de Zaragoza piden tiempo para analizar el decreto, aunque confirman que cumplirán la norma. El pasado mes de marzo adoptaron las primeras medidas de urgencia para reducir el consumo energético y, de paso, rebajar la factura de la luz, que este año alcanzará los 45 millones de euros, más del doble de lo que se pagaba antes de que el precio de luz empezara a subir.

Entre las iniciativas destaca la iluminación pública, y las farolas de las calles ahora lucen encendidas 40 minutos menos al día que el año pasado. Este permite que el ahorro diario sea de 6.000 euros. Una ‘apagado’ que afecta a la mayor parte del alumbrado ornamental de edificios y monumentos.

En el marco del plan de contención municipal, el consistorio ha llevado a cabo inversiones de eficiencia en equipamientos e instalaciones municipales y actuaciones para reducir los consumos, a través de las instrucciones sobre calefacción y climatización, que ahora deberán adecuar al decreto de Sánchez.

Además, la capital trabaja en el desarrollo de un plan de comunidades energéticas que permitirá generar y abastecer de energía verde a empresas, equipamientos municipales y unas 20.000 familias y 500 comercios de la ciudad .

El Ayuntamiento de Huesca también ha reducido el tiempo de encendido del alumbrado público y ha reducido o suprimido la iluminación exterior de todos los edificios municipales. 

Compartir el artículo

stats