Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

POLÍTICA HIDRÁULICA

La CHE ve justificada la obra por "su interés público superior"

La presidenta, Dolores Pascual, busca que haya "garantía del suministro" y alerta de la situación en Mequinenza

La presidenta de la CHE, Dolores Pascual, atiende a los medios en la torre de tomas de Mularroya. ANGEL DE CASTRO

La presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Dolores Pascual, se mostró satisfecha de la marcha de las obras del embalse de Mularroya, del que ha quedado «justificado su interés público superior» después de que la sentencia del Tribunal Supremo conocida la semana pasada «haya aclarado la interpretación que debe darse sobre las exigencias de la Directiva Marco del Agua» y «con todo el respeto» al pronunciamiento de la Audiencia Nacional, que todavía resta por emitirse.

«Creemos que podemos ser capaces desarrollar la obra en un plazo relativamente razonable con todas las garantías jurídicas, técnicas y ambientales», ahondó Pascual, quien añadido que Mularroya es una de las cinco obras de regulación incluidas en el borrador del Plan Hidrológico de la Cuenca, «una hoja de ruta para el próximo ciclo de planificación» que busca un Ebro sostenible y «una garantía del suministro a las actividades económicas y desarrollo de los territorios y la protección del agua como recurso escaso».

La derivación del Jalón «mantendrá un caudal mínimo que garantice no solo la demanda aguas abajo, sino los ecosistemas asociados. En la elaboración del proyecto se tuvieron en cuenta las necesidades y las demandas, sea abastecimiento, regadío o uso industrial».

El proyecto incluye cuatro actuaciones generales: el azud de derivación en el río Jalón; el túnel de trasvase; la presa en el río Grío y, por último, las variantes de las carreteras N-II (entre los puntos kilométricos 262 y 270) y la autonómica A-2302 (entre los puntos kilométricos 2 y 7).

«Buscamos un Ebro sostenible, un equilibrio entre la garantía del suministro a las actividades económicas, pero también la protección del agua como un recurso escaso y que debemos conservar en su cantidad y calidad, como requisito fundamental para el desarrollo de unas actividades económicas razonables y sostenibles que permitan el desarrollo social de los territorios de la cuenca», manifestó Pascual, que aseguró que el cuerpo de presa «está al 100% de su ejecución y podría entrar en servicio».

Estos trabajos demuestran «la buena salud de la ingeniería española, tanto en la Administración general como en el sector privado», prosiguió la presidenta de la CHE, que aseguró que la obra es «de gran complejidad».

En los últimos años toda la margen izquierda del Ebro ha notado la escasez de precipitaciones. Todo eso ha supuesto que haya sufrido el eje del Ebro. Y el embalse de Mequinenza, que ha garantizado los caudales del Bajo Ebro, está sufriendo una reducción de cota» que si sigue bajando de plantea su paralización en cuanto a aprovechamiento eléctrico». La situación de los embalses en la margen izquierda es difícil y a los regantes ya se les lanza mensajes de prudencia.

"QUE TERMINE LA JUDICIALIZACIÓN"

El responsable de la Junta Central de Usuarios del Jalón, Jesús Ángel Lamuela, admitió que esta obra lleva «20 años con problemas judiciales», al tiempo que instó a que termine la judicialización de las obras de construcción de presas porque los regantes tienen que cumplir «necesidades alimentarias y energéticas» y es necesario «demostrar a la sociedad que los embalses son necesarios» y los regantes «los primeros» que quieren «convivir con el río, que esté vivo y con agua suficiente».

Compartir el artículo

stats