Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

LOS CAMBIOS METEREOLÓGICOS EN LA COMUNIDAD

Las nevadas en Aragón bajan hasta los 1.000 metros en las últimas horas

La delegación de la Aemet destaca la "importante oscilación" de las precipitaciones en los últimos dos días / La previsión es que la nieve vuelva a caer el fin de semana

Las nevadas ya están llegando a las estaciones de esquí, como en el caso de Formigal. ARAMÓN

Semana extraña en el Pirineo aragonés. Las nieves empiezan a llegar con cierta fluidez a las cotas más altas del norte de la comunidad, pero con ciertas "irregularidades" que están sorprendiendo, incluso, a la delegación de la Agencia Española de Meteorología (Aemet) en Aragón. "No son nada habituales las oscilaciones que estamos viviendo en los últimos días, con cambios en unas horas de cotas de solo 1.000 metros hasta otras que superan los 2.000", resume Rafael Requena, delegado de Aemet en la comunidad.

"Este lunes 21 hubo nieve durante todo el día, sobre todo en la comarca de La Jacetania", cuenta Requena, que sigue destacando que es "sorprendente" como en una sola jornada la nieve se mueve en un baremo tan distinto de cotas. "Este martes no ha habido mucha precipitación, ya que la mayoría de las estaciones aragonesas apenas han registrado 4 o 5 litros, pero ayer se llegaron hasta los 63 litros en algunas zonas del Pirineo, como Canfranc, o los 45 de Aragüés y los 29 de Jaca".

Las causas de estas variaciones, tanto de cantidad de nieve como de la altura en la que esta cae, se debe fundamentalmente a las rachas de viento. "El problema de esta última tormenta no fue la cantidad, sino la intensidad con las rachas tan fuertes que atravesaron toda la comunidad", explica Requena, en referencia a la borrasca Dennis, que provocó daños leves, como caída de árboles o tejas, en varios puntos de Aragón, incluidos Zaragoza y Ejea de los Caballeros.

"El chorro de aire, y los cambios que este sufre, es la razón que determina estas variaciones tan grandes", añade un delegado territorial de Aemet que recuerda que "en octubre también sucedieron fenómenos similares, aunque entonces lo notamos con los cambios de temperatura y no con las precipitaciones".

Enfilando el ecuador de la semana, el final de esta viene con "otro frente que también provocará este tipo de cambios". Unas variaciones que no afectarán tanto a las zonas más bajas del Pirineo, sino a las cotas más altas: "La nieve se concentrará sobre todo en las cumbres, reduciéndose la lluvia conforme se coja altura, algo que es muy bueno para que nuestras estaciones tengan nieve suficiente". En los 2.400 metros se quedará la cota este martes 22 por la noche, aunque en la mañana del miércoles ya habrá bajado a los 1.700 metros. Cambios en un Pirineo aragonés que ya ansía una racha de muchas nevadas.

Compartir el artículo

stats