Teruel Existe ha cumplido sus advertencias y ha votado "no" en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado de 2023.

La agrupación de electores rompe con la tendencia de los ejercicios anteriores, en los que había apoyado con su voto favorable o abstención al Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos, pero en este último proyecto de presupuestos de la legislatura, a seis meses de las elecciones municipales y autonómicas, los turolenses han querido hacer valer su voto y se han opuesto a unas cuentas para las que el Ejecutivo central ya tenía los apoyos suficientes.

En concreto, lo hacen después de que la negociación de las enmiendas no haya obtenido como resultado el incremento de las ayudas al funcionamiento de empresas en zonas poco pobladas, Teruel, Cuenca y Soria, pese a que desde el primer momento se había expresado que este asunto sería el condicionante para el apoyo en la votación de los presupuestos.

Desde Teruel Existe han recordado que su demanda venía acompañada "de varias alternativas para su implantación para lograr el incremento de las ayudas siguiendo los valores económicos que han dado resultado en otros países", y por lo tanto podrían ser "garantía de eficacia para revertir la despoblación manteniendo el empleo existente y generando nuevos puestos de trabajo".

El diputado Tomás Guitarte ha expresado que desde el Gobierno y los grupos de la cámara han escuchado palabras de apoyo, "aparentemente, porque el resultado es que no hay movimiento sobre la posición inicial del Gobierno, que crea las ayudas al funcionamiento pero con una infradotación muy muy severa".

Así, definitivamente, las ayudas "serán equivalentes aproximadamente al 1% de los costes laborales cuando la Comisión Europea autoriza hasta un 20% de estos costes", denuncian desde Teruel Existe. Y "cuando la práctica y la teoría económica aconseja que se llegue al menos al 10% de los costes laborales", ha apuntado Guitarte, por lo que ha asegurado que estos números señalan que "o bien el Gobierno no se cree estas ayudas, o bien la despoblación no es su problema".

Una aplicación que no llega

Tomás Guitarte ha recordado que la disposición adicional 123 de los Presupuestos Generales de 2022 fijaba la obligación de que se aplicase en 2022. Sin embargo "hoy, 24 de noviembre, no hay intención de cumplir esa norma. Al contrario, se pospone para un año más tarde y, además, se fijan unas cantidades tan bajas que necesariamente su impacto para el objetivo de revertir la despoblación será nulo", denuncia. 

Por todo lo anterior, Guitarte ha defendido ante el Gobierno que la demanda de incrementar estas ayudas es "de toda la sociedad de la provincia de Teruel y de los agentes sociales y económicos de las tres provincias afectadas".

Por ello, ha reafirmado el voto en contra al proyecto de Presupuestos, argumentando que será "un 'no' lleno de responsabilidad". "Un 'no' que es la respuesta de la provincia de Teruel y de las provincias despobladas a continuar en el olvido de los sucesivos gobiernos, un 'no' que expresa, una vez más, las razones de la crisis territorial que nos trajo al Congreso", ha criticado.