Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

EL DÉFICIT DE INVERSIÓN EN INFRAESTRUCTURAS

1.127 millones: el 'agujero' inversor de las carreteras

El plan vigente (2012-2024) preveía invertir 1.727 millones, pero se han gastado unos 600. El modelo concesional es "la única alternativa" que baraja el Ejecutivo para poder atajarlo

Firme deformado y marcas borradas en un cruce de la N-2. ANDREEA VORNICU

Fue uno de los argumentos del Partido Popular en el último debate del estado de la comunidad y en las últimas semanas, el presidente de Aragón, Javier Lambán, lo ha reconocido como uno de los "problemas más graves" que afectan a Aragón. El mal estado de la red de carreteras aragonesa no es un secreto para nadie que circule con asiduidad por el vasto y despoblado territorio de la comunidad.

Su estado "deficiente" lo constata el último informe de la Asociación Española de Carreteras (AEC) del pasado verano, que señala a Aragón como la comunidad que más déficit de inversor arrastra en España. En concreto, 115.361 euros por kilómetro, lejos de los 71.000 euros de déficit de las vías del País Vasco, la comunidad autónoma mejor posicionada en este ámbito.

El director general de Carreteras del Ejecutivo autonómico, Bizen Fuster, concreta la cifra global en declaraciones a EL PERIÓDICO. El agujero inversor de las carreteras en Aragón asciende a 1.127 millones en los últimos trece años. El problema no es nuevo, pero la falta de recursos continuada no hace sino empeorarlo.

"Tenemos un Plan de Carreteras vigente desde 2012, que culminará en 2024, que identifica y cuantifica las inversiones necesarias en la red aragonesa cada cuatro años", explica el director general.

En este tiempo, pese a ser un documento aprobado por el PP, los dos gobiernos socialistas consecutivos no lo han modificado, porque fue un texto "de amplios apoyos". Aun con los precios de los materiales de 2012 (que en muchos casos habría que duplicar en las facturas por la inflación y el alza de costes generalizada), el agujero supera esos 1.127 millones, así que se puede dar por hecho que las necesidades de ponerlo en práctica ahora elevarían la factura de manera notable.

El plan aprobado hace ahora diez años cuantificaba las inversiones necesarias en las carreteras en 1.727 millones. Sin embargo, con el presupuesto destinado para las carreteras cuando acabe 2024 (proyectando en el último año el mismo presupuesto que el previsto para 2023), "la inversión será de unos 600", señala Fuster.

"Cuando llegó la crisis, los presupuestos públicos bajaron y cuestiones como la Sanidad y la Educación no se podían reducir, así que se quitaba del capítulo inversor; es decir, de las carreteras", añade. 

Según los datos oficiales del Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, desde 2014 se han invertido más de 630 millones, sumando el capítulo VI (de inversiones) del área de Carreteras, al presupuesto para las brigadas (20 millones anuales en gastos de personal) y otros 13 anuales que se destinan a las labores de conservación. 

Tráfico nocturno en los accesos a Zaragoza. ANGEL DE CASTRO

La evolución en el presupuesto

Desde ese ejercicio, el presupuesto para carreteras ha oscilado desde los 31 millones (en 2016) a los casi 53 presupuestados para 2023 (el mayor de la década). El consejero de Vertebración, José Luis Soro, expresó que "a pesar de contar con el programa ordinario de inversiones, es imposible atender una red que acumula décadas de falta de inversión en carreteras, pese al aumento del 24% de los fondos desde 2015".

Fuster asegura que este déficit inversor, que deja más de 1.000 millones pendientes en las carreteras aragonesas, "no es culpa de un Gobierno o del que le siguió". La clave, defiende, es que "Aragón recibe una financiación por tener el 3% de población del país, pero tenemos el 10% de la superficie y por tanto, una extensa red de carreteras de más de 5.700 kilómetros". 

«No es culpa de un Gobierno u otro. Tenemos el 10% del territorio y solo fondos por el 3% de población»

Bizen Fuster - Director General de Carreteras de la DGA

decoration

El coste por usuario

Otro de los motivos que ha venido retrasando la actuación en infraestructuras viarias desde hace décadas en la comunidad es el coste de las carreteras por usuario, en una tierra despoblada donde hay vías que sirven a unos pocos vecinos, pero que son realmente determinantes para poder mantener vivas esas poblaciones.

"La carretera es el elemento más vertebrador del territorio", asume Fuster. "Por desgracia, cuesta lo mismo construir una carretera entre Barcelona y Mataró que otra en la Val d’Onsella". Pero los usuarios que se benefician en cada caso terminan por inclinar la balanza.

Con esta situación, desde el Gobierno de Aragón aseguran que el modelo concesional, esto es, la colaboración público-privada, era "la única alternativa, era una necesidad" para atajar esta grave carencia, insiste Fuster. 

El Plan Extraordinario de Carreteras, a punto

La previsión del Ejecutivo aragonés es licitar en diciembre o en la primera quincena de enero el Plan Extraordinario de Carreteras, que supondrá la inversión inicial de 630 millones de euros por parte de la adjudicataria para actuar en el 30% de la red aragonesa en un plazo de 30 meses. "Nunca tendríamos la capacidad de acometer estas obras en tan poco tiempo", asegura.

Con el plan, que prevé la concesión durante 25 años y el pago anual por parte del Gobierno de Aragón de 120 millones de euros por las obras y el mantenimiento, el Ejecutivo espera liberar recursos del presupuesto ordinario para actuar en la red secundaria de las carreteras, "aquella a la que nunca le toca", dice Fuster.

El documento final, en el que el Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, lleva trabajando toda la legislatura, ya se ha consensuado con los municipios. «Ayuntamientos como Binéfar, Sariñena, Monzón, Sástago, Mora de Rubielos o Valderrobres ya saben que sus variantes están contempladas, y las esperan como agua de mayo», resume el director general de Carreteras.

"Hipoteca" a 25 años

Desde la oposición, el PP le ha afeado al Ejecutivo que apruebe este plan ahora, al final de la legislatura, e "hipoteque" al próximo Gobierno que salga de las urnas, y al siguiente, y al siguiente.

El presidente Lambán ya aclaró que, en total, el desembolso a 25 años será de "3.000 millones" para las arcas autonómicas. Unos 120 millones de euros al año. Con todo, el modelo no ha despertado "ninguna duda" en el cuatripartito, aseguró Fuster. 

"Este no es un proyecto de un Gobierno, sino de Estado porque va a afectar a unas cuantas administraciones", recuerda el director general, que duda de que próximos mandatarios echen atrás su plan.

"Primero porque supondría una indemnización millonaria para la concesionaria, segundo porque los empresarios aragoneses están volcados y, tercero, porque los ayuntamientos ya saben qué inversiones están previstas", aseguró. 

Proyectos en marcha en las travesías y las carreteras

El Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda está ejecutando en paralelo el programa de travesías y el ordinario.

El programa de travesías contempla una treintena de proyectos. Ahora se encuentran en ejecución las de Castillonroy, Barbastro, Monzón, Herrera de los Navarros, Orihuela del Tremedal, Uncastillo, Sástago, Villamayor de Gállego y Valderrobres.

Además, están "a punto" de adjudicarse las de Alagón y Sabiñán y en redacción otra docena de proyectos de travesías. Para 2023, el programa cuenta con 5,8 millones de inversión (8 contando las aportaciones de los municipios).

El plan ordinario de carreteras contempla una veintena de proyectos. Se encuentran actualmente en ejecución la A-1409 entre Torrevelilla y La Cañada de Verich (3,5 millones), la A-140, de conexión de la A-22 en Binéfar hacia Binaced (5,7); la A-1102 de Castejón de Valdejasa a Villanueva de Gállego (4,9 millones),  las de Undués a Urriés (A-1601) y Navardún a Lobera de Onsella (A-2603) por 4,5 millones, la de la A-129 a Farlete y Monegrillo (2,3) junto a la de La Guarguera (A-1604) con 1,3 millones; la A-1406 entre Híjar y La Puebla de Híjar (1,2).

Hay además varios proyectos en licitación. El presupuesto en 2023 para estas obras es de 19 millones.

Compartir el artículo

stats