Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

PLENO DE LAS CORTES

Lambán acepta la mediación de Cs entre PP y PSOE por La Romareda

Lambán recalca que los socialistas no aceptarán un "trágala" y que falta información. Pérez Calvo incide en que "Víctor Serrano no es Jorge Azcón" y pondrá fecha a la cita

Lambán acaba su intervención en las Cortes de Aragón. ANGEL DE CASTRO

Una vez más y casi empieza a ser costumbre, las cuestiones del Ayuntamiento de Zaragoza han sido protagonistas en el pleno de las Cortes de Aragón. El portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, pidió la comparecencia del presidente aragonés, Javier Lambán, para analizar las relaciones institucionales entre ambos.

Esto se tradujo en un cruce de reproches hacia la casa consistorial y la reivindicación del líder de Ciudadanos como mediador de un conflicto en concreto, el del nuevo estadio en la Romareda, que es una de las principales promesas electorales del alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), y para el que la formación naranja reivindica su sello.

El presidente aragonés recogió el guante para avanzar en las negociaciones, no sin antes dejar claro que si el PSOE municipal no aprueba el proyecto es porque no conoce «nada» de los planes previstos para el nuevo estadio.

«La señora Ranera está deseosa de llegar a un acuerdo por el campo, pero que no vayan con cuentecillas de colores. Si la convoca a una mesa el señor Serrano, que vaya con propuestas concretas y elaboradas, y les costará media hora al señor Serrano y a la señora Ranera llegar a un acuerdo», aseveró el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, que le pidió a Ciudadanos que «ponga fecha» para ese encuentro por la Romareda.

La vía del diálogo

Antes, Daniel Pérez Calvo salió en defensa del grupo municipal de Ciudadanos, pese a que buena parte de este se ha mostrado crítico con su dirección.

El coordinador general de Cs en Aragón reivindicó que el de la Romareda es el proyecto de Víctor Serrano y recalcó que «Víctor Serrano no es Jorge Azcón».

«Démosle una oportunidad al diálogo, si con el PP es complicado, inténtenlo con nosotros», pidió Pérez Calvo, que aseguró que los concejales socialistas de Zaragoza encontrarán de los ediles de Ciudadanos «la misma actitud constructiva» que la de la formación naranja con el cuatripartito.

Con todo, la comparecencia del presidente sirvió para denunciar el «oscurantismo» por la falta de información que rodea al proyecto del estadio.

«Nadie ha dicho nada de cuánto cuesta el campo, cuáles son los usos terciarios, qué pasa con la parcela inmaterial, porque no se sabe dónde está, de 20.000 metros cuadrados», enumeró Lambán, que se quejó también de la respuesta por parte del concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, a las demandas de Lola Ranera: «Todo era imposible de responder». Ahora, convino el presidente aragonés, tienen la oportunidad de demostrar que Serrano «no es un puro adminículo de Azcón».

En su intervención, Lambán también reprochó los retrasos en la gestión de otros proyectos del ámbito de Serrano, como los de Torre Ramona o Embarcadero, y defendió que su Gobierno «ha hecho mucho más por Zaragoza que el propio ayuntamiento». En concreto, apuntó, mientras el Ejecutivo de Luisa Fernanda Rudi dotaba con 10 millones la ley de Capitalidad, el suyo destina 30 para el próximo año.

Desde el resto de grupos parlamentarios, Mar Vaquero, portavoz del PP, ha defendido la labor desarrollada por el concejal Serrano. Para Álvaro Sanz, de IU, el debate de La Romareda «no es la prioridad» de las relaciones bilaterales, y Marta de Santos (Podemos) pidió de hecho que pongan fecha a la reunión bilateral. 

Rifirrafe entre PP y PSOE a cuentas del verbo 'someter'

El presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, tuvo que emplearse a fondo de nuevo para buscar la calma entre las bancadas del PSOE y el PP durante el turno de réplica del presidente de Aragón Javier Lambán.

En el cierre de su comparecencia, el presidente aragonés avanzó que le iba a «echar un piropo» a la portavoz del PP, Mar Vaquero, con quien suele protagonizar sus principales choques dialécticos.

«Podría ser usted una parlamentaria brillante, imaginativa y creativa, pero a fuerza de someterse a las situaciones correspondientes se ha convertido en una parlamentaria aburrida, falsaria y carente de cualquier argumento», espetó Lambán, interrumpido por las parlamentarias de la bancada popular calificándolo de «machista».

«Y lo siento porque podríamos disfrutar de su oratoria y de su brillantez», concluyó entrecortándose Lambán entre las protestas del PP.

Acto seguido, Vaquero pidió el turno de palabra a la presidencia de la Cámara y reclamó que Lambán retirase la acusación de «sometimiento». «Me ofende y quiero que retire que expresar mi opinión supone el sometimiento a otra persona», dijo Vaquero, a lo que Lambán le respondió que la portavoz del PP estaba «haciendo teatro» porque «sabe lo que significa sometimiento», en relación a los postulados del PP en Génova, y que no lo retiraba por haber utilizado esta palabra «correctamente y sin ningún ánimo de zaherir ni insultar».

El presidente Sada se limitó a leer de la Real Academia las acepciones del verbo «someter» y que todas las quejas quedarían reflejadas en el diario de sesiones. 

Compartir el artículo

stats