ENERGÍAS RENOVABLES

Sanidad adjudica la instalación de placas solares en ocho centros de salud

La empresa Electricidad Mayasa gana el contrato por unos 520.500 euros y tiene cuatro meses para instalar los paneles / Los materiales llegarán, entre otros, a Parque Goya, Picarral, Calanda o Binéfar

El centro de salud de Ejea de los Caballeros es uno de los que contarán con placas fotovoltaicas.

El centro de salud de Ejea de los Caballeros es uno de los que contarán con placas fotovoltaicas. / EL PERIÓDICO

Ana Lahoz

Ana Lahoz

El Servicio Aragonés de Salud acaba de adjudicar la instalación de placas fotovoltaicas de autoconsumo eléctrico en la cubierta de ocho centros de salud de Aragón. La empresa Electricidad Mayasa, con sede en Zaragoza, ha ganado el concurso público al presentar la mejor oferta y se ha llevado el proyecto por 521.573,55 euros, según figura en a plataforma de contratación del Estado.

De este modo, la compañía tiene ahora por delante un plazo de hasta 4 meses para la ejecución de la instalación de dichas placas solares, que se colocarán en los tejados de los centros de salud de Parque Goya (Zaragoza), Picarral (Zaragoza), Alhama de Aragón (Zaragoza), Tauste (Zaragoza), Binéfar (Huesca), Calanda (Teruel), Tarazona (Zaragoza) y Ejea de los Caballeros (Zaragoza).

La adjudicación de estas placas fotovoltaicas cierra un ciclo público que comenzó en septiembre de 2022 cuando, tal y como contó este diario, el Salud sacó a licitación la redacción del proyecto para que estas fuentes de energía renovable llegaran a las instalaciones de Atención Primaria. La iniciativa parte del Departamento de Industria, que acordó destinar una parte de los fondos ligados a fuentes de energía renovable en el marco de un programa de subvenciones de autoconsumo.

Dados los plazos, en verano los ocho centros de salud tendrán que tener ya instaladas las placas. Al ser espacios que, en su mayoría, están abiertos las 24 horas del día, «puntualmente» se tendrá que proceder a realizar cortes del suministro eléctrico.

El proyecto está financiado con fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y en los últimos meses, ante el encarecimiento de los costes energéticos, ha ganado interés por el ahorro que va a generar. En su conjunto, las placas en estos ocho centros de salud tendrán una potencia aproximada de 600 kilovatios.

Su presencia va a ser algo novedoso en los centros de salud ya que, actualmente, la instalación de elementos de producción de energía de fuentes renovables solo se realiza «cuando se construye un edificio de nueva planta, debido a las limitaciones presupuestarias», según reza en el informe de justificación de necesidad de este proyecto.

Lo que se viene haciendo, dados los recursos ordinarios de inversiones del Salud, son actuaciones de sustitución de equipos de producción de frío y calor por otros más eficientes, con los que se consiguen ahorros de al menos el 10% o el 15% de los consumos de energía.

Listos en verano

Dados los plazos, en verano los ocho centros de salud tendrán que tener ya instaladas las placas. Al ser espacios que, en su mayoría, están abiertos las 24 horas del día por atención ordinaria, ambulatoria o de urgencias, «puntualmente» se tendrá que proceder a realizar cortes del suministro eléctrico para poder completar las tareas.

De todos modos, se trabajará para garantizar soluciones y protocolos uniformes «que generen la menor afección a la prestación de la actividad asistencial en los centros», según la memoria.

La factura energética correspondiente al funcionamiento de los centros sanitarios supone un coste creciente que tiene una doble vertiente: el ambiental y el económico. Para poder reducir este gasto se puede actuar en varios frentes. Por un lado, reduciendo la demanda energética de los edificios y el consumo de los elementos de producción de energía; por otro, instalando equipos que permitan producir energía para autoconsumo a partir de fuentes renovables, como es el caso de las placas fotovoltaicas.