EL MERCADO DEL AUTOMÓVIL

Los concesionarios piden a Azcón ayudas para la compra de coches

Faconauto propone un plan Renove a nivel autonómico para rejuvenecer el viejo parque automovilístico con incentivos no solo para los eléctricos ante la negativa del Gobierno central

La edad media de los vehículos de la comunidad no para de crecer y ya se sitúa en de 14,7 años, lo que penaliza la seguridad y el medio ambiente

José Luis Rodrigo, director general de Fundación Ibercaja; José Miguel Rodrigo, concejal delegado de movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza; y Marta Blázquez, presidenta de Faconauto.

José Luis Rodrigo, director general de Fundación Ibercaja; José Miguel Rodrigo, concejal delegado de movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza; y Marta Blázquez, presidenta de Faconauto. / EL PERIÓDICO

El Periódico de Aragón

La edad media de los automóviles en Aragón se sitúa actualmente en 14,7 años, casi un punto más que en el conjunto de España (13,9), una longevidad que no ha hecho más que aumentar en los últimos años (en 2019 era de 13,2 años) lo que penaliza la seguridad vial y el medio ambiente. Para poner freno a esta preocupante tendencia y avanzar en la descarbonización de la movilidad, la patronal de los concesionarios, Faconauto, ha planteado al Gobierno de Jorge Azcón que impulse su propio plan de ayudas para rejuvenecer el parque autonómico con el achatarramiento de vehículos más viejos a cambio de incentivos de hasta 4.000 euros por la compra de automóviles. Las subvenciones propuestas no serían solo para vehículos nuevos y eléctricos, como ocurre con el Moves, sino también para los de combustión de bajas emisiones o de segunda mano con hasta un año de antigüedad.

La propuesta fue lanzada este martes en Zaragoza por Marta Blázquez, presidenta de Faconauto, con motivo de la IV Jornada de Automoción de Aragón celebrada en el Mobility City. La patronal está trasladando la petición a todos los gobiernos autonómicos ante la negativa del Gobierno de central de dar dinero público a coches que no sean electrificados. «Creemos en la igualdad de todos los ciudadanos y nos gustaría que en todas las comunidades hubiera un plan de achatarramiento», aseguró, al tiempo que recordó que algunos territorios como País Vasco o Galicia ya han impulsado en los últimos años programas de este tipo.

En el caso de Aragón, Blázquez cree que las perspectivas son «buenas», ya que percibe «voluntad» en el Gobierno autonómico para el impulso de estas medidas, con la que se busca favorecer la «movilidad sostenible» con acciones no solo enfocadas en unos coches eléctricos que son asequibles, dijo, para la mayoría de las familias. En el Pignatelli, «ha gustado el mensaje», afirmó, aunque todo está supeditado a una próxima reunión con Faconauto para perfilar los detalles del plan.

La patronal está en conversaciones con todos los ejecutivos regionales para que estas ayudas puedan ver la luz el próximo año. «Queremos que 2024 no sea solo el año, no solo de la electrificación, sino también de la renovación del parque», reivindicó. «Se contamina mucho con los coches viejos y la gente no los lleva porque quiera, si no por que no pueden comprarse otro», agregó.

Una fiscalidad favorable para los eléctricos

Desde la patronal, precisó, «nadie pone en duda» la apuesta por la electrificación del automóvil, pero abogo por «hacer bien las cosas» para favorecer el crecimiento de los vehículos de cero emisiones. En este sentido, reclamó al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez tres medidas esenciales para lograr que 2024 marque un «punto de inflexión» en el despegue de este mercado.

Las ventas subirán un 31% pero siguen lejos de 2019

Faconauto aprovechó la jornada celebrada este martes en Zaragoza para presentar un informe sobre el mercado aragonés de la automoción, que se encuentra en un claro proceso de recuperación de las ventas pero lejos todavía del nivel previo a la pandemia. Las matriculaciones de vehículos registrarán un crecimiento del 31% en la comunidad, hasta alrededor de 19,600 unidades comercializadas.

Por provincias, Zaragoza registrará un crecimiento cercano al 39,1% (15.682 unidades), Huesca un 7,4% (2.731 unidades) y Teruel un 4,5% (1.252 unidades). Este incremento de las matriculaciones se debe a una mejoría en el aprovisionamiento de vehículos, lo que ha hecho aflorar la demanda, a pesar de que el contexto económico y de consumo no ha sido el más favorable, principalmente por el incremento de los tipos de interés y el precio del dinero.

En cualquier caso, el mercado aragonés de automoción se encuentra todavía un 18,85% por debajo de las cifras de 2019, cuando en la región se matricularon 24.233 vehículos. Las ventas mantendrán esta tendencia positiva en los tres próximos años. Así, el ejercicio que viene se matricularán alrededor de 22.003 unidades (un 11,9% más) y en 2025 se rozarán las 22.638 (un 2,9% más), mientras que en 2026 el crecimiento sería del 1%, para alcanzar las 22.870 unidades registradas. 

La primera iniciativa pasaría, según explicó, por que las ayudas del Moves lleguen al consumidor en «el mismo minuto de la compra». La segunda, por resolver las limitaciones y desajustes que están impidiendo el impulso definitivo de la red de carga. Como ejemplo de ello, aseguró que el 21% de los actuales puntos de suministro no funcionan por falta de conexión eléctrica. La tercera medida incide en la fiscalidad, para que sea más favorable hacia este tipo de automóviles.

El bajo nivel de matriculaciones de los últimos años y la consecuente crisis de matriculaciones, arrastrada desde la pandemia por los problemas de estoc y un contexto de consumo desfavorable, está ralentizando el cambio de vehículo tanto por particulares y familias como por flotas y empresas, de tal forma que la calidad de parque automovilístico está empeorando. La situación de Teruel es especialmente problemática al registrar uno de los peores datos del país, con una edad media de los vehículos 16,1 años. En Huesca y Zaragoza es de 14,9 y 14,3 años, respectivamente.

Otro indicador de este preocupante proceso lo arrojan los distintivos medioambientales que emite la Dirección General de Tráfico (DGT). Los vehículos con la etiqueta Cero (eléctricos e híbridos enchufables) solo supone el 0,5% en Aragón y los de Eco (híbridos) el 3%.