Encuesta sobre el uso de drogas entre los jóvenes

Baja el consumo de alcohol y tabaco pero sube el de somníferos entre los chavales en Aragón

El 62% de los adolescentes aragoneses entre 14 y 18 años ha bebido en el último mes 

Uno de cada cinco ha tomado tranquilizantes alguna vez en su vida y el 8% recientemente

Un grupo de chicas, de botellón.

Un grupo de chicas, de botellón.

Eva García

Eva García

La tendencia de los jóvenes aragoneses en el consumo de sustancias ha ido variando en los últimos años, aunque sigue siendo mayoritario el del alcohol, el tabaco y el cannabis pese a su descenso. Por el contrario, ha aumentado el de hipnosedantes (tranquilizantes y/o somníferos) con y sin receta. Así se desprende de la encuesta sobre el uso de drogas en las enseñanzas secundarias (Estudes), donde participaron alrededor de 2.200 alumnos aragoneses entre 14 y 18 años. El informe analiza los datos comparados con los de 2019 (el Ministerio de Sanidad lo publica cada dos años) porque el de 2021 se realizó en circunstancias especiales por la pandemia del coronavirus.

El alcohol sigue siendo la sustancia psicoactiva más extendida entre los estudiantes de la ESO. De hecho, casi el 81% lo ha tomado alguna vez en la vida, dos puntos menos de los que lo han hecho en los últimos doce meses. La cifra cae hasta el 62% entre los que lo han consumido en el último mes. En los tres ámbitos el consumo es inferior (entre 1 y dos puntos) con respecto a la encuesta de 2019. En Aragón se consume más que en España de media, con casi más de cinco puntos de diferencia.

La edad media del inicio del consumo se sitúa en los 14 años, similar a la cifra a nivel nacional. En el mes anterior a la realización de la encuesta, los chicos bebieron más que las mujeres, con una diferencia de algo más de 3 puntos (63,1% en el caso de ellos y el 60,9 de ellas). Destaca además que casi el 46% de los chavales de 14 años ha consumido recientemente, once puntos menos en el caso de los de 5 años. El 83% de los de 18 ha tomado licores en los últimos 30 días.

En cuanto a las borracheras, han descendido con respecto a 2019, aún siendo una cifra alta, ya que han bebido más de la cuenta el 55% de los chavales. La diferencia por edad es amplia al tener en cuenta este indicador, ya que el 32% de los de 14 años se ha emborrachado alguna vez en la vida, y el 10% lo ha hecho en el mes previo a la encuesta, dos puntos por encima de la media nacional. En el caso de los mayores de edad, el 76% lo ha hecho alguna vez y casi la mitad, en el último mes.

Analizando los datos del consumo por atracón (beber cinco o más cervezas o copas en dos horas), el 17% de los de 14 años reconocen haberlo hecho en los últimos 30 días. Las bebidas más consumidas son los cubatas (27%), seguidas de la cerveza (21) y licores fuertes (11%), una tendencia cambiante ya que en 2019 la proporción era similar en el caso de las cervezas y los cubalibres.

El Estudes analiza también la prevalencia de las bebidas energéticas, consumidas por un 46% de los adolescentes aragoneses en los últimos 30 días, teniendo más adeptos entre los chicos (55%) que entre ellas (36%). Cabe destacar el importante incremento en este tipo de líquidos desde 2019, con un aumento de 8 puntos porcentuales. Además, casi uno de cada cinco, lo ha combinado con alcohol.

Respecto al tabaco, casi el 38% ha fumado alguna vez en la vida, y un 32,5% lo ha hecho en el último año. Uno de cada cuatro, en el último mes; con cifras por encima de 2019 de ocho, seis y cuatro puntos, respectivamente. La tercera droga más extendida es el cannabis. Casi el 29% lo ha probado, el 24% lo ha consumido en el último año y el 17% en el último mes; una tendencia también descendente, con seis, cinco y dos puntos menos que hace cuatro años.

Los tranquilizantes y somníferos (agrupados en la encuesta como hipnosedantes) mantienen la cuarta posición como sustancia con mayor prevalencia entre los estudiantes de entre 14 y 18 años y, al contrario que con las anteriores, se ha visto un incremento con respecto al Estudes de 2019. Casi uno de cada cinco (19,4%) lo ha tomado alguna vez en su vida –dos puntos y medio más que en el informe de hace cuatro años–, habiéndolo comprando con y sin receta; mientras que el 15,5% (cuatro puntos más) lo ha hecho en el último año y el 7,7 (dos puntos más) en el último mes. En el caso de tomarlo sin la prescripción de un médico, lo ha hecho casi el 3%, tres décimas más que el informe de 2019. La cifra es algo inferior a la media nacional, pero el incremento en Aragón es mayor que en España

En cuanto al resto de sustancias analizadas (analgésicos opioides, cocaína, alucinógenos, anfetaminas, éxtasis, GHB, inhalables volátiles y heroína), la prevalencia en Aragón se mantiene por debajo del 4% en el caso de los que lo han consumido alguna vez en la vida y alcanza el 1% en el caso de los últimos 30 días. Casi el 30% de los chavales se declara policonsumidor, es decir, ha consumido dos o más sustancias en el último mes.