Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

Sucesos

Cae la banda de la alcantarilla formada por ocho jóvenes que asaltaron comercios de Casetas (Zaragoza)

Rompían cristales con alcantarillas o martillos para poder acceder al interior de los establecimientos

Uno de los comercios asaltados GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ya ha dado con los responsables de la oleada de robos que en los últimos meses estaban afectando a comercios de la localidad zaragozana de Casetas. Hasta ocho jóvenes, la mayoría con antecedentes por hechos similares, fueron arrestados.

Actuaban de madrugada y en la mayoría de las ocasiones, según pudo saber este diario, rompían los escaparates con martillos o tapas de alcantarilla con los que poder acceder al interior de los establecimientos. Su botín fue en todas ocasiones muy diverso. Cogieron lo que vieron por ahí, tanto ropa como dinero, así como bebidas. Y es que asaltaron tanto una farmacia, hasta en dos ocasiones, como una panadería o una tienda de ropa.

La investigación llevada a cabo por el instituto armado, así como la colaboración ciudadana, permitió a los agentes dar con los sospechosos, además de recuperar algunos de los objetos que sirven como prueba inculpatoria. Todos ellos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 9 de Zaragoza y quedaron en libertad provisional.

Agreden a la Policía en un cacheo

Por otro lado, la Policía Nacional detuvo a un vecino de Utebo por atentado a agentes de la autoridad en Zaragoza. El joven caminaba por la calle Palma cuando una patrulla de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Aragón vio en actitud sospechosa a un individuo al que le dieron el alto. Le hicieron un chacheo superficial no encontrándole nada. Eso sí, cuando le tomaron declaración dio respuestas incoherentes, según los agentes.

Minutos después se dieron con él nuevamente en la calle Madre Rafols con un paso acelerado y mirando constantemente hacia atrás. Momento en el que la patrulla decidió dirigirse hacia él, llegando el joven a cambiar de acera y emprender la huida corriendo.

A bordo de la furgoneta policial, los agentes fueron a darle el alto abriendo la puerta cuando este, supuestamente, dio un fuerte empujón para intentar salir de allí sin ser detenido. No obstante una policía consiguió cogerle del hombro con sus manos, si bien el sospechoso le hizo una llave que le retorció la muñeca, lesionándola.

Pese a todo, no consiguió ir muy lejos, siendo arrestado en la plaza José María Forqué. En todo momento, según los agentes, mostró resistencia. En su bolsillo le encontraron 20 euros de hachís, una cantidad inferior a lo que se va a enfrentar judicialmente por su actitud agresiva.

Compartir el artículo

stats