Kiosco Caso Abierto - El Periódico de Aragón

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

Muere el zaragozano atacado con una bolsa llena de piedras

La víctima, de 48 años, fallece en el hospital Miguel Servet de la capital | El sospechoso fue puesto en libertad antes de que el hombre finara

En esta papelera tiró la bolsa llena de piedras el sospechoso antes de huir. ANDREEA VORNICU

Las lesiones craneales sufridas por un vecino de Zaragoza, que a principios de este mes fue atacado por un viandante con una bolsa llena de piedras, han acabado siendo incompatibles con la vida. El hombre de 48 años que fue agredido de forma gratuita y sorpresiva cuando caminaba por la calle ha muerto en el hospital Miguel Servet. Mientras, su agresor continúa en libertad provisional.

El acometimiento ocurrió, tal y como adelantó EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, sobre las 20.30 horas en la confluencia entre las calles Juana de Ibarbourou y Monasterio de Poblet, en el barrio de San José, en un momento en el que víctima y agresor no estaban solos, por suerte para el primero, ya que los testigos llamaron rápidamente a la sala del 091 para pedir ayuda ante lo que acababan de presenciar. El hombre estaba en el suelo y se desangraba.

Hasta allí se trasladaron varias dotaciones de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional y una UVI que estabilizaron al herido antes de trasladarlo al centro hospitalario, donde ingresó en estado muy grave en la uci. Su vida no corría inicialmente peligro, según fuentes sanitarias, pero su cuadro clínico empeoró hasta su fallecimiento.

Los agentes allí desplegados rápidamente recibieron información de los testigos que describieron al autor como una persona «bajita, mayor y con ropa oscura». Además indicaron la calle por la que había huido a la carrera. Antes, se había desprendido de la bolsa llena de piedras en una papelera. Un objeto que fue intervenido y que fue analizado por Policía Científica.

Tras una batida policial por los alrededores, los agentes dieron con el sospechoso, identificado como J. J. L. L., de 50 años, de origen español y con un largo listado de antecedentes que le hicieron pasar una temporada en la cárcel aunque en su ficha no constan delitos de sangre. 

Compartir el artículo

stats