Kiosco

El Periódico de Aragón

POLÍTICA CULTURAL AUTONÓMICA

Aragón blindará los derechos culturales con una ley pionera

La DGA quiere aprobarla en esta legislatura y convertirse en la segunda comunidad que lo hace

La Ley de Derechos Culturales reconoce al ciudadano la posibilidad de generar cultura. En la imagen, taller de circo en Harinera ZGZ. EL PERIÓDICO

Artículo 44.1 de la Constitución Española: Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho. La carta magna fue aprobada en 1978 pero la realidad es que este artículo no se ha legislado hasta el año 2019 en Navarra y, ahora, Aragón pretende convertirse en la segunda comunidad en España que cuente con una Ley de Derechos Culturales.

Pero, ¿a qué se refieren con esta ley? «Se trata de construir ciudadanía y cultura», empieza a explicar el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea, que prosigue: «Es abordar la necesidad de interpretar la cultura en base a tres patas, como una manifestación de creación; la segunda sería como un modelo de acceso o disfrute; y la tercera sería la menos conocida, y la que es necesario impulsar, que es la participación, es decir, la necesidad de construir cultura a través del hecho participativo de la ciudadanía».

El Gobierno de Aragón tiene un aliado importante en este camino, Procura (Asociación de profesionales de la cultura en Aragón) que, desde el principio, ha estado en conversaciones con la institución para darle un empuje a esta ley: «Una de las conclusiones evidentes de la pandemia es que la fragilidad y la precariedad del sector cultural no es coyuntural, es estructural, pero esto sí ha servido para darle visibilidad», explica Diego Garulo, desde la Junta Directiva de Procura: «Creemos que es importante pensar a medio y largo plazo para estudiar cómo salvar el tejido cultural. Nosotros creemos que ese problema estructural solo se soluciona si aumenta el interés ciudadano por la cultura. Por eso, ponemos el foco en esta ley porque creemos que es la manera de garantizar plenamente el acceso de la gente a la cultura no solo consumiendo que es en lo que se han centrado en las instituciones sino dejando a la gente que produzca y que decida sobra cultura», reivindica Garulo, que pone un ejemplo muy práctico para explicar esta base teórica: «Piensa en el grupo de adolescentes que participan en un grupo de teatro en el instituto. De su clase nadie va al teatro pero de ese grupo, todos van al teatro alguna vez. El poder producir cultura te invita a consumir y le da estabilidad al propio tejido».

"El poder producir cultura te invita a consumir y le da estabilidad al propio tejido"

decoration

La intención del Gobierno de Aragón, explica Víctor Lucea, es tener un proyecto de ley «lo más consensuado y debatido posible» antes de que concluya la legislatura. Aunque el tiempo es ajustado están convencidos de que habrá margen: «Todos hemos percibido la fragilidad de la cultura. Es un momento para ser osados y pioneros en un planteamiento normativo que clarifique y plantee una visión de medio y largo plazo que a veces ha faltado en esta comunidad», dice con rotundidad Víctor Lucea antes de explicar en qué momento está ahora mismo el proceso: «Tenemos un esquema de trabajo que presentaremos en las jornadas del 27 de abril e incluso hemos trabajado un preborrador sobre la ley navarra para ver qué campos y ámbitos podrían servirnos. A partir de ahora hay que formar un grupo redactor que aún no está definido pero sí avanzado. En él queremos contar con Procura porque entendemos que los profesionales de la gestión cultural tienen una visión de conjunto y, además, entienden lo que supone la dinamización en el mundo rural. Y también queremos contar con alguien de la Agenda 2030 y del comisionado para la lucha contra la despoblación y, por supuesto, con las industrias culturales y el ámbito asociativo».

Permitiría vertebrar el territorio

Una ley de derechos culturales, insisten tanto desde el Gobierno de Aragón como desde Procura, ayudaría a vertebrar una comunidad como la nuestra: «En un territorio como este, las políticas dirigidas a industrias tienen mucho sentido en un ámbito urbano pero hay que darse cuenta que damos atención a menos de un 10% del territorio porque en los pueblos todo lo que tiene que ver con iniciativa cultural nace de asociaciones de mujeres, colectivos no formales, de personas individuales… Y hay que apoyar ese tipo de iniciativas que, al final, para los profesionales también supondrían oportunidades de trabajo porque en un futuro necesitarán un personal complementario», señala Diego Garulo.

"Los derechos culturales son frágiles y, por eso, merecen atención por parte de las instituciones para ser protegidos"

decoration

El miembro de la Junta Directiva de Procura también tiene claro que en el proceso de este proyecto de ley habrá que abordar el término presupuestario: «Lo importante de esta ley es que no diferencia entre creadores y públicos, sino que habla de ciudadanía que puede consumir cultura, producir y decidir, regula la accesibilidad universal a los espacios culturales. Es una ley que abre un paraguas que si se cumple no podrá haber el desequilibrio que hay hoy entre ayudas a industrias y asociaciones, te obligaría a financiar proyectos de colectivos no formales y hay que articular un modelo para eso».

Víctor Lucea también tiene claro que esta nueva ley debe servir también para generar una mejor interlocución entre todos los actores: «Conllevará la creación de órganos como el Consejo de la Cultura que debería tener una dependencia jurídica de esta ley y que serviría para tener una relación más fluida. Los derechos culturales son frágiles y, por eso, merecen atención por parte de las instituciones para ser protegidos», concluye el director general del Gobierno de Aragón. 

El Pablo Serrano acoge unas jornadas sobre el tema el 27 de abril

Alrededor del proceso de empezar a trabajar en el proyecto de ley, el Gobierno de Aragón y Procura han organizado la jornada Hacia una Ley de Derechos Culturales en Aragón. Una mirada al futuro de la cultura como derecho de la ciudadanía, que se celebrará en el IAACC Pablo Serrano el próximo 27 de abril, de 17.00 a 21.00 horas con entrada libre aunque es necesaria la inscripción y también habrá retransmisión en streaming por el canal de Youtube del Gobierno de Aragón.

La jornada se abrirá a las 17.00 con Nicolás Barbieri Muttis que pronunciará la ponencia ¿De qué hablamos cuando hablamos del derecho de acceso a la cultura? Posteriormente, será el turno de Camino Barcenilla (del Gobierno de Navarra) y Rosa García Loire (presidenta del clúster audiovisual de Navarra) que hablarán sobre la Ley de Derechos Culturales de Navarra. Ya en el tramo final, será el momento de Manuela Villa, secretaria de Cultura de la Ejecutiva Federal del PSOE que dará la charla Impacto y beneficios del desarrollo legislativo de los derechos culturales antes de que el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea, clausure el encuentro hablando sobre Derechos culturales y el futuro de la cultura en Aragón.

Compartir el artículo

stats