Kiosco

El Periódico de Aragón

UN PREMIO GOYA EN ZARAGOZA

Blanca Portillo: "Defender el silencio es revolucionario"

La actriz representa 'Silencio' hasta el próximo domingo en el Teatro Principal

Blanca Portillo, en el Teatro Principal, donde representa 'Silencio'. AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Cuando empieza a hablar sobre la obra lo primero que hace prácticamente es desterrar una imagen que se tiene sobre ella: “En contra de lo que pueda parecer soy muy silenciosa, para mí es fundamental para cualquier ocasión y lugar. De hecho, tengo la casa insonorizada y desconectados los relojes para que no hagan ruido. Si no estoy actuando, suelo estar callada”. La que habla es Blanca Portillo que este jueves (20.00 horas) estrena en el Teatro Principal de Zaragoza Silencio, una obra que se podrá ver hasta el domingo y que parte del discurso de ingreso en la RAE de Juan Mayorga, director de la producción.

La actriz, reciente ganadora de un Goya por su papel en Maixabel y que ha calificado el Principal “como uno de los teatros más bonitos que existen”, tiene clara la importancia del silencio en la vida y, sobre todo en la suya: “Convivo con él como espacio de reflexión y creación, todo el trabajo actoral lo creo desde ahí”, reivindica la intérprete, que defiende que el mundo no existiría sin ellos: “Las palabras no tendrían sentido sin el silencio. En esta obra hay un recorrido por la dramaturgia universal y es algo que no podría existir sin la ausencia de sonido. Mira, solo hay un silencio que no es agradable, que es el impuesto y el no voluntario…”

Perder el miedo al silencio

Unas palabras que casi suenan a revolucionarias en un mundo como el actual en el que apenas hay pausa para nada. Algo que reconoce Blanca Portillo: “Tienes toda la razón, pienso igual que tú, defender el silencio es revolucionario. No sé qué nos pasa que todos tenemos ganas de decir cosas y de hablar por hablar. Es muy sano escucharnos pero tenemos miedo al silencio cuando es algo muy fértil que hay que cuidar”.

Pero ¿por qué el silencio? Es la base del discurso que pronunció Juan Mayorga cuando ingresó en la RAE que ahora se ha convertido en un monólogo diferente: “No es una obra al uso, es una experiencia especial, no convencional en la que se aprende, te emocionas y te hace pensar”. Cuando Mayorga pronunció aquel discurso dijo que “igual no era él el que lo leía sino un representante suyo, hizo como un juego…”, empieza la explicación Blanca Portillo, que prosigue: “Él ya me dijo que yo sería la persona ideal pero se quedó ahí la cosa hasta que llegó la pandemia y entonces pensé, ‘¿y si eso se hiciera realidad?’ Y nos pusimos a trabajar”.

"Estoy en permanente diálogo con el espectador, es como si tuviera 800 compañeros con los que trabajar"

decoration

En cualquier caso, no fue un trabajo sencillo porque “el teatro no existe sin conflicto y, en ese discurso, no lo había, Juan Mayorga estaba de acuerdo con lo que decía. Lo que hacemos en la obra es que un dramaturgo le pide a una actriz, que lleva mucho tiempo sin trabajar, que le haga el discurso y ahí se genera el conflicto entre los dos, que es el que va llevando la obra”. En cualquier caso, reivindica Blanca Portillo, “es un monólogo en el que estoy muy acompañada”, dice enigmáticamente antes de desvelar un poco más: “Estoy en permanente diálogo con el espectador, es como si tuviera 800 compañeros con los que trabajar pero sí, es muy duro trabajar en soledad pero en este caso era inevitable”.

Silencio se representará hasta el sábado a las 20.00 horas mientras que el domingo se pondrá en escena a las 19.00 horas. Las entradas cuestan entre 5 y 25 euros.

Compartir el artículo

stats