A un lado la cocina, al otro, la bodega y, en medio un largo pasillo a las espaldas del refectorio mudéjar del siglo XIV. Por ahí, dentro del Monasterio de Canonesas del Santo Sepulcro de Zaragoza transcurría la muralla romana que ha estado mucho tiempo oculta (el lugar se usaba prácticamente como almacén de la congregación) que ahora ha visto la luz tras un trabajo de limpieza y rehabilitación y que ya se puede visitar. Un año después de la firma del convenio entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el monasterio, la vicealcaldesa Sara Fernández y la canonesa regular del Santo Sepulcro, Ana María Martín, han presentado esta mañana el resultado de los trabajos y han anunciado la puesta en marcha de visitas guiadas al lugar.

“Es una zona antigua del monasterio que ahora recuperamos y que nosotras llamábamos los pasetes, se ha limpiado, se han sacado los sillares de la muralla y hemos musealizado la zona con algunas de las piezas que se han encontrado al excavar la muralla. Es una de las zonas más antiguas de nuestra casa”, ha recalcado Ana María Martín.

“En pocos metros tenemos la historia de toda la ciudad”, ha señalado Sara Fernández

Los trabajos han sacado a la luz los restos de la muralla romana y, además, ha permitido conocer un poco más sobre esa zona del monasterio en la que se tiene constancia, además, de que había un segundo piso con habitaciones para las que allí habitaban. “En pocos metros tenemos la historia de toda la ciudad”, ha señalado Sara Fernández que ha agradecido a las canonesas que “abran su patrimonio, su casa, a la comunidad”.

Una vez realizados los trabajos y acondicionada la zona, se han organizado visitas guiadas que bajo el título de ‘Muralla interior. Los Pasetes del monasterio y las murallas’. En ella, se ofrecerá una visión histórica de la ciudad de Zaragoza, desde la Caesaraugusta romana y la construcción de la muralla, la época musulmana, el Medievo, la fundación del monasterio y la época moderna hasta la Guerra de la Independencia. Todo a través de los muros.

El 1 y 2 de octubre se harán unas pequeñas visitas (de 20 minutos) que serán gratuitas y para las que hay que reservar plaza en la Oficina de Turismo

El 1 y 2 de octubre se harán unas pequeñas visitas (de 20 minutos) que serán gratuitas y para las que hay recoger las entradas en la Oficina de Turismo de la plaza del Pilar. Será ya a partir del 8 de octubre cuando se realizarán las visitas de una hora de duración (los sábados a las 18.00 horas y los domingos a las 12.00 horas). Tendrán un precio de 7 euros y la entrada será por la pasarela ubicada en el número 175 del Coso. Estas se pueden reservar a través de la web del monasterio del Santo Sepulcro.

Además del descubrimiento de la muralla (que tenía 5 metros de anchura), esta nueva visita permite la posibilidad de contemplar toda una serie de piezas que se han encontrado en los trabajos realizados entre las que destacan las piezas cerámicas que esconden historias curiosas. Como culminación se expone también un documento en el que el párroco de la iglesia de San Nicolás en tiempos de la Guerra de la Independencia cuenta en primera persona cómo afectó el conflicto al lugar.