Fútbol

La tensión se traslada a Georgia... ¡y para colmo no llegaron las botas!

Luis de la Fuente admitió que "nunca he tenido una rueda de prensa fácil" y el equipo se entrenó luego con zapatillas al quedarse el baúl de las botas de fútbol en Madrid

La selección se entrena en Tiflis sin botas ni guantes

Vídeo: AGENCIA ATLAS

Jordi Gil

Jordi Gil

La selección española no sale de un charco para meterse en otro. El último rozando prácticamente la hilaridad. España aterrizó en Tiflis (Georgia) sin un baúl fundamental en un equipo de fútbol. No estaba la caja con las botas de los futbolistas.

La Federación se movió para que los jugadores tengan las botas para el partido, deben llegar de madrugada, pero el entrenamiento tuvo que llevarse a cabo con zapatillas.

Por tanto, los internacionales no pudieron golpear el balón por el riesgo que ello conllevaba y se limitaron a realizar ejercicios físicos. Un contratiempo más para un Luis de la Fuente que no gana para disgustos.

Apenas ha podido saborear su éxito en la UEFA Nations League, que él se encargó de recordar: "Que nadie olvide el éxito importantísimo que conseguimos". Además de alucionar cuando se le cuestionó sobre si se sentía apoyado por la Federación en caso de derrota, "¿Y si ganamos por 7-0? Esto es fútbol".

De la Fuente, siempre cuestionado

De la Fuente afronta su quinto partido en el banquillo y asume con resignación que siempre estará en el ojo del huracán: "Nunca he tenido una rueda de prensa tranquila. Uno se empieza a costumbrar. No me importa tener presión por el fútbol, lo acepto con naturalidad. Apelo a mi responsabilidad, el primer autocrítico soy yo y con ello tengo que lidiar y torear, lo digo con todo el respeto, es algo normal".

Estos fueron los únicos comentarios extradeportivos que permitió De la Fuente. No quería hablar más del 'caso Rubiales'. La tensión todavía se palpaba en el ambiente. Incluso, entre los periodistas georgianos que únicamente le arrancaron una respuesta del espinoso asunto apelando al espíritu de su equipo. "El prestigio del fútbol español pasa por este partido. El compromiso de los jugadores me hace emocionar", recalcó.

El mister solucionó como pudo la papeleta. Ni Vilda, ni Rubiales, ni el comunicado de los jugadores...nada fue analizado. De los nombres propios habló de un jugador de su equipo, Lamine Yamal, y de otro que no está, Sergio Ramos.

De Lamine dijo que "ya me parecía muy bueno por televisión, trabajando con él ves más su potencial, es mucho mejor. El día a día es más clarificador. Es muy importante para nosotros. Está aquí por méritos propios. Es un jugador genial. Es muy joven y dejamos que pasen las etapas.

En cuanto a una hipotética vuelta de Ramos no se mojó lo más mínimo. Su relación quedó deterioridada tras comunicarle que no contaba con él y su vuelta parece difícil ni que haya fichado por el Sevilla. "Trato de traer a los mejores y auqí están los que considero en mejores condiciones para estos partidos", fue su respuesta.

Rodri y el Balón de Oro

Rodri, uno de los capitanes, tuvo más suerte. La prensa ya sabía que el jugador del City no hablaría sobre el comunicado ni Jennifer Hermoso, por lo que evitaron directamente las preguntas.

Su respuesta más destacada fue cuando le preguntaron si creía que podía ganar el Balón de Oro. Está en la lista como único candidato español nominado. "Es un orgullo estar en la lista y representar al fútbol español, ganar el Balón de Oro sería un sueño. Sé los jugadores que estoy peleando, es una decisión de periodistas y ellos tomarán la decisión",

Rodri añadió que "para mí fue una temporada muy especial. Fui participe en momentos importante en la consecución de algunos títulos, para mi ya es un sueño estar en la lista. Tengo compañeros que también se lo merecen".