Los Pilares más extraños de la historia no podían terminar de otra manera que de una forma peculiar. Por llamarlo de algún modo. Ante la ausencia del Somos en el programa oficial de los Pilares, una convocatoria popular ha congregado a medio millar de personas en la plaza San Pedro Nolasco para cantar a vida voz, acompañados por dulzainas y una gaita de boto, la mítica canción de José Antonio Labordeta entre banderas de Aragón y puños en alto en un ambiente muy festivo en un acto al que han acudido el portavoz en las Cortes de Aragón de Podemos, Nacho Escartín; y el del Ayuntamiento de Zaragoza del mismo partido, Fernando Rivarés. La «celebración ciudadana» como se había convocado en redes ha sido, en cierta manera, una forma de reivindicar un cierre tradicional de las fiestas durante los últimos 12 años aunque desde el consistorio se insiste en que como no había nada que cerrar no se ha suprimido nada.

Por otro lado, también era una reacción a la convocatoria de un abrazo jotero a la Virgen del Pilar en la basílica y en la plaza que comenzaba media hora después. Bien es cierto que nadie ha podido acceder a la basílica más que los 200 joteros participantes y las autoridades, entre ellas, el alcalde Jorge Azcón y el arzobispo, Carlos Escribano. Una cantada que ha estado protagonizada principalmente por Nacho del Río y Beatriz Bernad quienes han interpretado (en solitario o a dúo) Te lo pedimos cantando, Mañico te hace llorar, Los sonidos de la jota, Todas nacen en el agua, Ante el pilar de la Virgen y Al pasar por Zaragoza. Además, también han participado los bailadores Alicia Güerri y Carlos Gil y los 200 joteros han cerrado el acto interior entonando Plegaria aragonesa. La rondalla estuvo formada por Sergio Aso, Ángel Sancho y Víctor Martín.

Abrazo jotero para despedir las Fiestas del Pilar JAIME GALINDO

Fuera, las sillas habilitadas para el escenario jotero (a pesar de que, un día más, tenía las entradas agotadas) no estaban completas ni mucho menos y bastante gente se ha agolpado en las vallas para seguir el acto por una pantalla gigante instalada para la ocasión. Tras concluir el acto en la Santa Capilla de la basílica del Pilar, los joteros han ido yendo hacia el escenario de la plaza donde han sido recibidos entre innumerables aplausos. A partir de ese momento, los diferentes grupos han realizado una decena de actuaciones en el escenario hasta finalizar con una cantada conjunta de los 200 joteros repartidos por todo el recinto.

'Somos': el cierre alternativo de los Pilares Jaime Galindo

En la plaza San Bruno, concluido el acto popular de entonar el Somos y tras gritos de «Este es el himno de Aragón», los asistentes aún han prolongado un poco más el acto con el Canto a la libertad de José Antonio Labordeta y con gritos de «¡Viva Aragón!» en un acto que se ha celebrado de una manera cordial y que incluso ha conseguido involucrar a algunos de los que estaban consumiendo en las terrazas de la plaza.

En la plaza del Pilar, alrededor de 1.000 personas se han congregado para cerrar una semana festiva que todos esperan que el año que viene sean unas Fiestas del Pilar de manera oficial y con un programa que seguro se mirará con lupa y que serán las últimas antes de las próximas elecciones municipales.