La finalización de las obras para la renovación integral de la vía entre Plasencia del Monte y Ayerbe permitió que el tráfico ferroviario entre Huesca y Canfranc, que estaba interrumpido desde el pasado 1 de agosto, se reanudara el pasado 24 de noviembre y ha recuperando la normalidad.

La reapertura llegó con más de un mes de retraso conforme a la fecha fijada en un principio, pero la ralentización del suministro y entrega de determinados materiales esenciales para la adecuación de la línea ferroviaria provocaron esa demora hasta el mismo día de Nochebuena. Sumado a ello, las intensas lluvias registradas en la zona que tampoco contribuyeron a la rapidez de los trabajos.

Durante este parón los usuarios han podido hacer uso de los autobuses que Renfe habilitó para cubrir los trayectos, con paradas en las localidades en las que habitualmente para el tren.

Los trabajos de renovación de los 20,7 kilómetros de vía entre Plasencia del Monte y Ayerbe han supuesto una inversión total de 19,1 millones de euros. Esta actuación es la primera fase del proyecto para el impulso del Plan de Mejora y Adaptación al Tráfico Internacional de la línea Huesca-Canfranc. Las siguientes actuaciones, para impulsar la reapertura de la línea Zaragoza-Canfranc-Pauy que garantizarán su interoperabilidad, son la mejora integral de los tramos, ya adjudicados, Jaca-Canfranc, por importe de 26,6 millones, y Ayerbe-Caldearenas, por 30,9 millones de euros.