+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

comienzan las obras de demolición del antiguo centro

Atades invierte más de 7 millones de euros en su nuevo colegio

Los alumnos de San Martín de Porres se han trasladado al centro San Antonio. Tendrá capacidad para albergar a 150 niños y jóvenes y estará listo en un año

 

Comienzo de la demolición del antiguo colegio de San Martín de Porres, ayer. - NURIA SOLER

RUBÉN TRIGO
13/08/2019

La Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual (Atades) comenzó ayer las obras del nuevo colegio de educación especial para niños y jóvenes con discapacidad intelectual. El recinto se va a edificar sobre el actual colegio San Martín de Porres en Zaragoza, que verá cómo su luz se apaga después de 55 años de vida. El gerente de Atades, Félix Arrizabalaga, expresó que el nuevo centro se iba a convertir en «un referente de la educación especial en España». La obra correrá a cargo de la empresa de construcción Mariano López Navarro (MLN).

El nuevo colegio de San Martín de Porres será posible gracias a una inversión de 7,5 millones de euros asumida por Atades y las empresas y particulares que han participado en el proyecto #PorUnNuevoCole. Según Arrizabalaga, la entidad llevaba trabajando más de nueve años en esta iniciativa.

SE ESPERA // Arrizabalaga manifestó que con el nuevo centro esperan «atender aún mejor a los niños y niñas con necesidades educativas especiales» y que han intentado «adecuar» todos los medios para dar «recursos excelentes». Según informó Arrizabalaga, el nuevo centro está previsto para atender a 150 personas, una población ligeramente superior a la que tienen actualmente, de 140 alumnos.

Las obras comenzaron ayer con la demolición simbólica de la fachada en la que figuraba el dibujo conmemorativo por el adiós al viejo colegio con el mensaje «mi cole de educación especial». El jefe de la obra, Francisco Javier Royo informó de que las labores de demolición y descombramiento llevarán entre tres y cuatro semanas. Además, Royo señaló que una de las características principales del nuevo edificio iba a ser su accesibilidad y que el plazo prefijado para la construcción era de entre doce y trece meses. Antes, se habían realizado trabajos previos como la eliminación de estructuras, desmontaje de marcos de ventanas y la limpieza de los elementos del gimnasio, comedor, baños y aulas.

Otros proyectos // Además de las obras de las nuevas instalaciones, Félix Arrizabalaga destacó que durante el año estaban reformando los espacios ocupacionales y llevando a cabo obras en los comedores de la ciudad residencial Sonsoles en Alagón. Ambos proyectos no iban a ser los únicos. Arrizabalaga expresó que tenían otras iniciativas «en mente» que dependerán de «los objetivos que tenga el nuevo Gobierno de Aragón respecto a las personas con discapacidad intelectual». Actualmente, Atades no cuenta con ninguna «colaboración institucional» y para el proyecto del nuevo centro no había habido ninguna cooperación desde el ámbito público, según afirmó Arrizabalaga, que busca «proyectos que estén alineados con las políticas públicas» que aluden a estas personas.