+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las ayudas en Educación Especial de la concertada exigen derivación

Para optar a ellas se deberá acreditar haberse quedado sin plaza en la pública. La DGA regula la concesión individual de prestaciones de transporte y comedor

 

Una docente, junto a un grupo de niños en un colegio zaragozano de Educación Especial. - EL PERIÓDICO

J. O.
17/03/2017

Las ayudas individuales para transporte y comedor para niños de Educación Especial de la concertada exigirán haber sido derivados de la pública por falta de plazas. Así lo expone el decreto del Gobierno de Aragón por el que se regula el procedimiento de concesión de ayudas individualizadas de transporte y comedor escolar y de concesión de ayudas complementarias de Educación Especial, sometido ahora a información pública.

Es la primera vez que se regulan estas ayudas, que se garantizan también a alumnos de Eduación Especial derivados a otras comunidades limítrofes con los que hay convenios establecidos, garantizándoles así el transporte y el comedor. «Es un paso importante, pero reclamamos a la Administración la ampliación de plazas públicas en Educación Especial, puesto que cada proceso de escolarización vemos que las peticiones en los centros públicos no pueden ser cubiertas por la insuficiencia de la oferta», indicaron desde la federación de asociaciones de alumnos de la escuela pública (Fapar).

Así, esta ayuda exigirá haberse quedado sin plaza en un centro público solicitado en primera instancia. Si no es así, no habrá derecho a ella.

Además, se deberán cumplir dos requisitos: acreditar que el alumno es usuario de los servicios de transporte y/o comedor del centro y haber solicitado las ayudas para alumnado con necesidad específica de apoyo educativo convocadas por el ministerio y acreditar el importe de la ayuda que les ha sido concedida.

CENTROS PÚBLICOS

También se regula la concesión de estas ayudas en colegios públicos de Infantil y Primaria. Hasta ahora, estas ayudas individualizadas no estaban reguladas como derecho, por lo que pasan a registrarse en una normativa propia que se desarrollará cada año mediante una orden de convocatoria.

Las ayudas para transporte existían, pero se concretaban, junto a las de comedor, con regulación interna que la DGA enviaba a los centros para garantizar el derecho a la educación del alumnado que, por su ubicación geográfica, no dispone de centro en su localidad y debe desplazarse a otra.

Si un niño está escolarizado en otra localidad, la ayuda se da cuando no hay ruta de transporte organizada desde el colegio porque no hay suficientes niños y el desplazamiento al colegio o a un pueblo donde pasa una ruta escolar debe hacerlo por sus propios medios. El importe está en función de los kilómetros.

Las de comedor están en función de si el colegio de destino cuenta o no con servicio. Si es así, es gratuito. Si no, se concede la ayuda si el alumno no hace uso de ruta escolar para volver a casa al mediodía.