+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INFRAESTRUCTURAS HIDRÁULICAS

La CHE analiza los planes de ahorro ante la situación de alerta de Bardenas

La Comunidad General de Regantes del Canal de Bardenas alerta de la situación alarmante de las reservas de agua del embalse de Yesa

 

Canal de Bardenas. - EL PERIÓDICO/ ARCHIVO

EFE
17/04/2019

La presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Dolores Pascual, se ha reunido este miércoles con la Comunidad General de Regantes del Canal de Bardenas para analizar la situación de las reservas de agua del embalse de Yesa, en situación de alerta, y los planes de ahorro de agua.

La reunión ha servido para analizar la situación actual del sistema de riego y, en concreto, de las reservas almacenadas en el embalse de Yesa que se encuentra, con 256 hm3, a un 57,5 % de su capacidad total, en situación de alerta, según los indicadores de sequía, informan fuentes de la CHE en una nota de prensa.

Así, se han repasado todas las medidas del Plan Especial de Sequía que, de forma coordinada entre la Comunidad General de Regantes del Canal de Bardenas y la CHE, se han aplicado ya, como la planificación de cultivos menos demandantes de agua y la optimización de los desembalses de Itoiz para suplir la escasez de reservas en el embalse de Yesa.

También se ha planteado que en las próximas semanas, si persiste la situación de escasez de precipitaciones y de las aportaciones al sistema, se deberán adoptar nuevas medidas de ahorro.

No obstante, dichas fuentes recuerdan que las propias comunidades de regantes están recomendando a sus usuarios prudencia en la gestión del agua y, de hecho, la comunidad general de regantes de Bardenas ha iniciado la actual campaña de riego con cupos.

Además se ha recordado que, según los indicadores de sequía del mes de marzo, la cuenca del Aragón-Arbas (Sistema de Bardenas) se encuentra con sus reservas en situación de alerta, por escasez y que el volumen de agua que almacena el embalse de Yesa se encuentra por debajo del año pasado (394 hm³) y de la media de los últimos cinco años (368 hm³).