+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Qué es normal y qué no lo es

 

JOSÉ LUIS Trasobares Gavín
23/03/2014

Sí, entiendo perfectamente a quienes (desde dentro y fuera de la pomada) consideran que darles tantas vueltas a las peloteras políticas, las investigaciones policiales y judiciales, las imputaciones, los proyectos públicos (o público-privados) fracasados y esta cosa que ahora llamamos crisis... pues no deja de ser una tabarra y una especie de regodeo malsano. Se percibe un creciente rechazo de los diagnósticos pesimistas y la exigencia de alguna clase de optimismo fundamentado capaz de iluminar el futuro. En medio de tal laberinto, no es difícil detectar cómo nuestra concepción de lo que es normal y anormal está tan desvirtuada que ya solo somos capaces de expresar depresión, enfado y hastío. Nos aburre todo este barullo porque no somos capaces de normalizarlo, y ya no sabemos si tanta indignación es lógica o nos estamos pasando de vueltas. Quizás le damos demasiada importancia a ciertas cosas, ¿no?

Que las Cortes aragonesas, por ejemplo, investiguen qué ocurrió en la CAI es lo mínimo. Cuando una entidad financiera de naturaleza social, con su consejo de administración repleto de cargos y excargos públicos, pasa en unos años de la solvencia a la ruina y debe desaparecer... algo anormal ha sucedido y ese algo debe aclararse. Las cuitas de las cajas aragonesas (y aquí incluyo también la absorción de Caja3 por Ibercaja) debieran haber interesado mucho más a la sociedad y a sus presuntos representantes. Hubiera sido lo normal, lo lógico en una sociedad democrática y despejada. Sin embargo, todo ha rodado en medio del silencio y la ocultación. Sabemos muy poco. ¡Cómo no va a ser necesario investigar el asunto en los juzgados y en el parlamento autónomo!

Hace apenas un año, exactamente el 23 de Abril, Día de Aragón, Luisa Fernanda Rudi pronunció un discurso defendiendo con vehemencia la honorabilidad y el prestigio de las instituciones. En ese momento, una ráfaga de anormalidad recorrió el imaginario aragonés. La jefa de nuestro Gobierno regional parecía ignorar que esa honorabilidad y ese prestigio no pertenecen per se a los gobiernos, parlamentos y otros órganos representativos, no son algo que dichos órganos posean de forma intrínseca por algún tipo de concesión divina. No. La credibilidad han de ganársela. Los cargos electos están obligados a cumplir con su obligación de forma seria, inteligente y honorable. Si no es así (y ahora no lo es) la ciudadanía, traicionada, solo puede ponerles en cuestión. Sería lo normal, lo razonable.

La gente, harta ya hasta de indignarse, puede acabar desentendiéndose de todo. Si esos tribunales y esas comisiones parlamentarias no hacen bien su trabajo, la anormalidad nos invadirá definitivamente. A lo peor es eso lo que algunos quieren.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
6 Comentarios
06

Por JC 17:04 - 23.03.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Lo de las comisiones parlamentarias, les importa muy poco. Les importa mucho mas el tener unos cuantos miles de antidisturbios bien entrenados para repartir PPorrazos al personal. Bueno y algunos otros dispuestos a matar, eso si, solo si hiciera falta, que somos muy democratas y no nos gusta nada la violencia, pero nunca se sabe

05

Por tertuliano 15:54 - 23.03.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Viendo los videos de las marchas por la Dignidad y las ordenes que les dieron a la policía para sabotear estos actos en Madrid, da la impresión de que Rajoy y su equipo, han dado pie y están fomentando un periodo pre-revolucionario de no se sabe el alcance que pueda tener. Puede quedar en nada o tener un desarrollo dialéctico que nos conduzca a situaciones de consecuencias no bien calculadas. Estas “cositas” de la banca o responsables políticos de comportamientos indignos con el pueblo, no son más que la consecuencia de un sistema corrupto y podrido, que da estos resultados. La solución no es que los jueces nos arreglen el sistema mandando a los corruptos a la cárcel. En primer lugar, no disponemos de las cárceles necesarias y, en segundo lugar, sino devuelven el dinero robado y seguimos con el mismo sistema sin corregirlo, el darles de comer gratis en las prisiones del Estado, no nos soluciona el problema. Trasobares dice que si la justicia no es ejemplar puede fomentar el pasotismo de la gente. El pasotismo ya lo instalo el gobierno del PSOE, ahora lo esta haciendo desaparecer, las medidas que toma el gobierno de Rajoy. Lo de la CAI es una nimiedad de muy poca importancia dentro de lo general y lo de Barcenas, no pasa de ser una historieta graciosa para los guionistas del INTERMEDIO.

04

Por excai 13:20 - 23.03.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

porque siendo mucho mejor y sin perdida de empleo no se fusionó la cai con kutxa bank

03

Por Pepón 12:40 - 23.03.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Efectivamente una cosa es la legitimidad de origen (la eleciónn democrática) y otra la legitimidad de ejercicio (el día a día) Cuando la legitimidad de ejercicio vicia a la anterior entonces la democracia queda en entredicho... De manea que estos corruptos y sinvergüenzas hacen tanto daño a la democracia que bien pudiéramos acusarles de golpistas. En lugar de golpistas con pistola, golpistas de talonario. En lugar de dar la cara en el atrio del Congreso con el grito de "al suelo", lo hacen con ocultación disimulo y silencio... al grito de "al botín que el dinero público no tiene dueño". Siglo XX: Marcelino, pan y vino. Siglo XXI: Marcelino, Plaza y vino. Esta metáfora ha sido la triste evolución de la reciente historia de España.

02

Por sigfrido 12:07 - 23.03.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No. Cuéntalo.

01

Por amigoplantas 11:10 - 23.03.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Le he contado alguna vez el socorrido cuentecico de las peras y los olmos?

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla